Un fin de semana marcado por el peligro de actuación de “lobos solitarios”

A la crispación por el conflicto judío-palestino se une la organización de concentraciones ciudadanas, objetivo preferente de los yihadistas

La última actuación de un "lobo solitario" en Europa se produjo hace días en la localidad de Rambouillet, cerca de Paris. Una agente de Policía fue asesinada
La última actuación de un "lobo solitario" en Europa se produjo hace días en la localidad de Rambouillet, cerca de Paris. Una agente de Policía fue asesinada FOTO: GONZALO FUENTES REUTERS

Se trata de unos de esos días marcados en rojo en el calendario de las Fuerzas de Seguridad. Se conmemora hoy el 73 aniversario de la declaración de independencia de Israel y coincide con los enfrentamientos que se producen entre este país y facciones árabes de Gaza, en especial Hamas. Las redes yihadistas están repletas de llamamientos a los actores, lobos, solitarios para que ataquen sinagogas e intereses judíos en todo el mundo. Y eso incluye a España donde, dentro del nivel 4 de alerta antiterrorista, se trabaja con la hipótesis de acciones criminales individualizadas, pero de gran repercusión mediática. Tanto el Estado Islámico como Al Qaeda Central (AQC) han hecho llamamientos para que se derrame la sangre en favor de la causa palestina.

La Declaración de Independencia de Israel se produjo el 14 de mayo de 1948 en el Museo de Arte de Tel Aviv. Los países fronterizos declararon la guerra al nuevo estado, conflicto en el que vencieron los judíos, que, además, ampliaron su territorio. Para los árabes, por el contrario, supuso el comienzo de la “nakba” o “catástrofe”, con el desplazamiento de más de 700.000 personas. Se trata, por lo tanto, de fechas emblemáticas para ambas partes.

Según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas, desde hace días, de acuerdo con la representación israelí, se ha montado un dispositivo con el fin de proteger sinagogas y otros lugares que pudieran ser objetivo de los “lobos”. La imprevisible de la actuación de estos individuos hace muy difícil su detección por lo que sólo cabe montar medidas preventivas para dar una respuesta inmediata ante la presencia de la amenaza.

Al riesgo que conlleva las conmemoraciones de Israel y el conflicto que se produce en la zona, se une, según las citadas fuentes, que el final del estado de alarma en España propicia la concentración de personas en diversos lugares, en especial en Madrid, donde se celebran las fiestas patronales.

Además de los “botellones” que se puedan organizar, hay convocadas para mañana, que se hayan comunicado, una veintena de manifestaciones o concentraciones para protestar sobre los más diversos asuntos: animalistas, negacionistas, pro palestinos, etcétera. La capital de España encabeza el ranking europeo de estos eventos, seguida de cerca por París.

Este tipo de objetivos, denominados “blandos”, son los preferidos por los yihadistas por la facilidad que suponen para causar gran número de víctimas, bien mediante ataques con armas blancas o atropellamientos con vehículos.

Los aspirantes a convertirse en “lobos” solitarios han sufrido, como los demás ciudadanos, las limitaciones de movimientos como consecuencia de la pandemia, por lo que han tenido tiempo de “rumiar” sus planes y ahora puede ser el momento propicio para ponerlos en marcha.

Ante este tipo de amenazas es también importante la colaboración ciudadana e informar a las Fuerzas de Seguridad de cualquier movimiento sospechoso o de personas que estén en actitud agresiva.