Guardias civiles denuncian que el Gobierno destina millones en material policial para Marruecos

AUGC critica que, mientras los agentes carecen de medios en Ceuta y Melilla, se dedique dinero para 98 cámaras visores o 130 vehículos para el país vecino

Vehículo de la policía marroquí
Vehículo de la policía marroquí FOTO: Augc

La avalancha que sufrió Ceuta con la llegada inmigrantes procedentes de Marruecos, ha vuelto a poner en evidencia la falta de medios humanos y materiales con la que trabaja la Guardia Civil tanto en esta ciudad autónoma como en Melilla.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil, (AUGC) destaca que viene denunciando desde hace años la situación que se está produciendo en Ceuta y Melilla y cómo los agentes se convierten en “auténticos escudos humanos, muchas veces desprotegidos, ante situaciones como la que se ha dado estos días”.

Frente a esto, denuncian, se han encontrado con la “paradoja de que España proporciona a Marruecos”, según ha constatado AUGC a través de las licitaciones publicadas por el Gobierno en la Plataforma de Contratación del Estado, cómo se han realizado la cesión de “valioso material técnico y vehículos para uso de la policía del país vecino”.

Licitación de material

Desde 2019, apuntan, se han aprobado licitaciones por un valor total de aproximadamente 35 millones de euros. Entre éstas, por citar solo dos de las más recientes, se incluye una partida de 6.517.000 euros para la adquisición de 98 cámaras visores térmicas refrigeradas portátiles de largo alcance para apoyar al Ministerio del Interior del Reino de Marruecos en el proyecto Apoyo a la gestión integrada de fronteras y de la migración, con garantía técnica y provisión de entrega en Rabat y formación en mantenimiento y uso de dispositivos y posibilidad de proporcionar mejoras. Esta licitación fue publicada con fecha 26 de febrero.

Apenas unos días antes, el 15 de febrero, se llevaba a cabo otra: la adquisición 130 vehículos con rejilla para apoyar al Ministerio del Interior de Marruecos, con un coste de 7.150.000 euros.

Esto supone un importante agravio para las guardias civiles que trabajan en las dos ciudades autónomas así como en la zona Andalucía, entre otras. Y es que, mientras se lleva a cabo este gasto en material destinado a Marruecos en AUGC se preguntan por “dónde están los medios para la Guardia Civil, que sigue sufriendo la falta de agentes, vehículos y materiales para combatir la inmigración irregular”, tanto en Ceuta y Melilla como en las Islas Canarias y otras costas españolas, como las de Almería y Murcia.

A nadie se le escapa que es necesario el refuerzo de esos medios ante la avalancha de llegada de personas procedentes de Marruecos y otros puntos del norte de África, como se está viviendo estos días en Ceuta”, subraya la asociación de guardias civiles pero advierte de que “de estos 35 millones de euros invertidos en los dos últimos años en vehículos de la Policía de Marruecos y otros materiales no deja de provocarnos un enorme estupor”; una situación que además “resulta muy difícil explicar a los guardias civiles” destinados en dichas comandancias.