La Asamblea de Melilla retrasa el recurso sobre la estatua de Franco

No ha aportado documentación solicitada por el juzgado a instancias de la Fundación Franco

Operarios retiran la estatua que recordaba a Franco como comandante de la Legión, el pasado 23 de febrero en Melilla
Operarios retiran la estatua que recordaba a Franco como comandante de la Legión, el pasado 23 de febrero en MelillaJESUS BLASCO DE AVELLANEDAREUTERS

La Asamblea de Melilla no ha aportado por el momento la documentación que le requirió el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de la ciudad autónoma relacionada con la retirada de la estatua de Francisco Franco que se llevó a cabo el pasado 23 de febrero junto a la Muralla Vieja de Melilla.

Advertido por la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF), el juzgado comprobó que el expediente administrativo remitido por la Asamblea de Melilla carecía de trámites y documentos preceptivos y ordenó el 3 de mayo que en diez días fueran aportados al órgano judicial.

Ante el incumplimiento por parte de la Asamblea de Melilla, el juzgado ha reiterado el requerimiento el pasado 26 de mayo para que la Administración cumpla con lo ordenado «o, en su caso, certifique el funcionario o secretario que haya autenticado el expediente si dichos documentos existen o se han omitido, todo ello bajo la responsabilidad del jefe de la dependencia administrativa».

Los documentos faltan del expediente administrativo y conforme a la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa (LJCA) han de ser conocidos por la FNFF para poder formalizar su demanda. Por este motivo, según fuentes de la representación legal de la Fundación Franco, hasta que se complete el expediente, «está en suspenso el plazo» para concretarla.

Mientras, el juzado número 3 de Melilla, donde la Plataforma Millán Astray presentó su recurso con el mismo objetivo, se ha dirigido al número dos «para que proceda a la acumulación de ambos recursos en un solo procedimiento» al tratarse «del mismo recurrido». Aparte de «razones estratégicas», es una maniobra que no convence a los abogados de la Fundación Franco, pues consideran que no se cumple la previsión del artículo 37 de la LJCA, «dado que ambos recursos no penden en el mismo órgano jurisdiccional».

La Fundación Franco considera que la retirada de la estatua de Franco en recuerdo de «los hechos acontecidos en 1921 nada tiene que ver con la nefasta Ley de Memoria Histórica» que, «como bien es sabido, se refiere a acontecimientos históricos relacionados con la Guerra Civil y no con gestas militares que nada tienen que ver» con la contienda, «como el ocurrido en Melilla hace 100 años».