Sánchez responde a Aragonés que “nunca jamás apoyará” un referéndum de autodeterminación

Gabriel Rufián “retrata al presidente” del Gobierno: “Dice que no habrá referéndum de autodeterminación; también dijo que no habría indultos”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido esta mañana en el Congreso a petición propia para explicar el contenido de los últimos Consejos Europeos y la concesión de los indultos. El Gobierno mantiene esta estrategia de pedagogía para trasladar a la opinión pública la necesidad de poner en marcha la medida de gracia como una palanca para promover la “concordia” y “pasar página” de la etapa del “castigo”, protagonizada por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, a la del “perdón” que se abre ahora. “Es una decisión en beneficio de los catalanes”, ha dicho Sánchez.

El jefe del Ejecutivo ha comenzado su intervención apelando al “espíritu de concordia” de la Constitución, ese “espíritu constituyente” que permitió un acuerdo entre diferentes en 1978. “Centrémonos en las soluciones y busquemos puntos de encuentro”, ha demandado. Sánchez es consciente de que la medida de gracia no es garantía de éxito. “No hay garantías definitivas”, ha reconocido, pero ha reivindicado la “decisión política” de su Gobierno y la legalidad del indulto, “un instrumento reconocido en el ordenamiento jurídico” y “plenamente constitucional”, que se encuentra regulado desde 1870 y desarrollada en el artículo 62 de la Carta Magna.

“No supone una excepcionalidad jurídica en nuestro país, está presente también en nuestro entorno”, ha reseñado. En este punto, Sánchez ha recordado que se han concedido 18.100 indultos durante la democracia. Y ha puesto especial énfasis en los que concedió José María Aznar (6.200) y Mariano Rajoy (898), espetándole al PP que cuando lo hicieron “no estaban cuestionando la actuación de los tribunales”. “El indulto es una medida legal, no solo cuando la adopta el PP, sino cuando la adopta cualquier gobierno legítimo”, ha reseñado el presidente, para apuntar inmediatamente que “este gobierno es tan legítimo como cualquiera encabezado por el PP, porque se ha formado por votos de los españoles en unas elecciones impecables”

Sánchez se ha dirigido a los populares durante varios momentos de su intervención, incluso animándoles a que presenten la moción de censura que le demandan Vox y Ciudadanos, pero también le ha tendido la mano para que se sume a los acuerdos y se avenga a la renovación de los órganos constitucionales pendientes. En las últimas horas, ha adquirido especial trascendencia el Tribunal de Cuentas, que ayer comunicó fianzas de 5,4 millones de euros a 42 cargos soberanistas.

“No habrá referéndum de autodeterminación”

Sánchez ha sido muy taxativo, apenas unas horas después de reunirse con Pere Aragonès, asegurando que “no habrá referéndum de autodeterminación”. “Salvo que quienes lo defiendan logren convencer a 3/5 de esta Cámara y luego lo ratifiquen los españoles con su voto”. El presidente se ha mostrado escéptico sobre este resultado y ya ha adelantado que no prosperará porque “el PSOE nunca jamás apoyará ese tipo de derivada”. El presidente se ha dirigido a aquellos españoles y catalanes que no comparten la medida de gracia y les ha asegurado que “el Gobierno seguirá actuando con la máxima firmeza para el respeto de las leyes”.

En respuesta también al independentismo, Sánchez ha querido dejar claro que “el indulto, a diferencia de la amnistía que piden algunos, no niega la existencia del delito. Solo supone el perdón”. Y ha recordado que se cumplen los criterios de que sea “parcial”, “individual” y, además, “condicionado” para que, con el mantenimiento de la inhabilitación, se impida la reiteración delictiva. “El Gobierno ha considerado que este paso puede contribuir a lograr la convivencia entre catalanes y catalana. Puede favorecer el diálogo y la concordia”, ha asegurado.

“Violaron la ley de la que emanaba su autoridad”

El presidente del Gobierno quiso dejar claro que la “vía judicial ha acabado, con la sentencia del Tribunal Supremo que el Ejecutivo no cuestiona” y que, aunque “estamos bajo el imperio de la ley, la vía judicial no vale por sí sola para garantizar la convivencia”. En este punto, Sánchez ha querido dejar claro que no se pretende la rendición de los líderes soberanistas indultados, que no tienen que renunciar a sus ideas, “porque nadie fue condenado por sus ideales”. “En España caben todas las ideas democráticas”, ha recordado, pero señalando inmediatamente que estaban en prisión porque “violaron la ley de la que emanaba su autoridad, el Estatuto de autonomía”.