El Gobierno autoriza la compra de tres aviones de reabastecimiento para el Ejército del Aire por 810 millones

El programa, pactado entre el Gobierno y Airbus en la pandemia, busca potenciar también la capacidad de transporte y las aeroevacuaciones médicas

Un avión A330 MRTT reabastece a un A400M
Un avión A330 MRTT reabastece a un A400M FOTO: foto La Razón

En julio de 2020, el Gobierno anunciaba un plan de apoyo a la compañía Airbus y al sector aeroespacial y de defensa para tratar de paliar la crisis en la que se vio sumida a causa de la pandemia del coronavirus. Entre los programas que se acordó impulsar estaba toda una prioridad para el Ejército del Aire: la adquisición de tres aviones de reabastecimiento en vuelo multipropósito (MRTT, por sus siglas en inglés). Una iniciativa cuya financiación y ejecución se aprobó el pasado junio y que hoy ha vuelto a pasar por el Consejo de Ministros, el cual ha autorizado al Ministerio de Defensa a celebrar un acuerdo marco para su adquisición. El coste estimado: 810 millones de euros.

En concreto, el Gobierno da luz verde a la adquisición de tres aeronaves Airbus A330-200 para su posterior transformación en MRTT, dotándolos de una cabina de carga de configuración versátil. El objetivo: aumentar las capacidades de reabastecimiento en vuelo, transporte y aeroevacuación médica. Una compra que permitirá al Ejército del Aire “renovar y potenciar sus capacidades para la movilidad y la proyección estratégica de las Fuerzas Armadas en el cumplimiento de las misiones que tienen asignadas en el ámbito del reabastecimiento en vuelo, del transporte aéreo estratégico y de las evacuaciones aéreas sanitarias de gran capacidad y larga distancia”, tal y como refleja la referencia del Consejo de Ministros.

La adquisición de estos aviones de reabastecimiento lleva tiempo siendo una de las principales prioridades de la Fuerza Aérea, pues esta capacidad se vio muy mermada con la baja de los Boeing 707 en 2016 y aún más en diciembre de 2020, cuando se dieron de baja los “Hércules”. De hecho, este verano el Ejecutivo ya dejaba claro que esta compra de aviones MRTT y otros programas suponían “inversiones ineludibles en diversos programas especiales de modernización del Ejército del Aire”.

“Una carencia crítica”

Incluso el Ministerio de Defensa apuntó ese mismo día que “la carencia de transporte aéreo estratégico y reabastecimiento en vuelo se considera crítica para poder generar agrupaciones áreas expedicionarias y para responder, tanto a los planes de contingencia y operaciones expedicionarias nacionales, como para satisfacer compromisos con socios o aliados”.

Además, el acuerdo autorizado ayer incluye la prestación del soporte logístico asociado, el suministro de repuestos y demás componentes necesarios para su sostenimiento, los cursos y el material de formación del personal usuario y el software y hardware necesarios para la gestión, planeamiento y ejecución de las operaciones que llevarán a cabo.

El programa implica la compra de esos tres aviones Airbus A330-200 de segunda mano a Iberia para que sean transformados en MRTT en las instalaciones que la compañía tiene en la localidad madrileña de Getafe.

Este es solo uno de los programas que el Ejecutivo acordó con Airbus y entre los que también se incluían la adquisición de helicópteros H135 (con el Ministerio de Interior) y H160, cuatro aviones C-295 para Patrulla Marítima o llevar a buen término los programas internacionales del helicóptero de ataque “Tigre” en su versión MK-III y de aviones no tripulados MALE (“Eurodrone”).

Otros programas aprobados

Junto a los tres aviones de reabastecimiento, el Consejo de Ministros también ha autorizado, por un lado, la celebración de un acuerdo marco para el apoyo al mantenimiento de vehículos BMR (Blindado Medio sobre Ruedas) y VEC (Vehículo de Exploración de Caballería) del Ejército de Tierra por un valor de 14,8 millones de euros. Y, por otro, la contratación del suministro e instalación del sistema de identificación de aeronaves amigo-enemigo en los sistemas de mando y control de los buques de la Armada, por un valor estimado de 36,9 millones.