El Estado Islámico recomienda la inclusión de versículos coránicos como los de la carta del autor del atropello de Murcia

Alaba el trabajo de sus “soldados mediáticos” para lograr la captación de “lobos solitarios”

Ilustración del editorial del Estado Islámico en el que explica la captación de los "lobos" solitarios
Ilustración del editorial del Estado Islámico en el que explica la captación de los "lobos" solitarios FOTO: jmz is

“Los soldados de los medios de comunicación y estudiantes de la Sharia (interpretación rigorista del Islam) continúan incitando a la yihad”, dice el Estado Islámico, que reivindica la labor de estos terroristas para movilizar a los actores (“lobos”) solitarios en todo el mundo. Les recomiendan utilizar para la fanatización de estos individuos versículos coránicos, como el que incluía en su carta el autor de los atropellos de la semana pasada en Torre Pacheco, que causó un muerto y varios heridos.

Este trabajo es considerado por los responsables de Dáesh como fundamental porque es relativamente sencillo y da unos resultados que, en algunos casos, son espectaculares. Los que leen la propaganda que difunden los “soldados mediáticos” y la interiorizan como una verdad absoluta, se convierten en peligros potenciales que. En cualquier momento, pueden cometer un atentado. No hace falta que se les den más instrucciones. Utilizan lo que tienen a mano, automóviles, cuchillos...

Por ello, como ha ocurrido en ocasiones, los actos criminales que perpetran estos individuos son presentados por las autoridades (con el fin de no causar alarma social) como fruto de la enajenación de sus autores. No importa los indicios que se tengan, las evidencias acumuladas, el evidente fenómeno de imitación: se trata de locos y punto. De esta manera, la alarma social no se acrecienta lo que no quiere decir que el problema no exista.

“Aquellos que trabajan en los medios de comunicación yihadistas deben esforzarse por dominar los métodos de incitación; las formas de alentar y revivir los corazones de los musulmanes y salvarlos de las garras de la debilidad; matar por el bien de Alá el Todopoderoso; deben tratar de poseer todos los medios y herramientas que ayuden a continuar la adoración de la incitación”, dice el Estado Islámico en el editorial del último número de su semanario Al Naba, publicado anoche.

Aconseja prepararse un “kit necesario” y seguir librando “la yihad, que es el destino de Dios que se extiende hasta el Día de la Resurrección. Aquí enfatizamos y advertimos de la necesidad de seguir la guía profética en la incitación a la yihad”.

Recomienda también utilizar los “versículos coránicos y los hadices proféticos como principal motor de la incitación a la yihad, empujando a los musulmanes a ella”. Precisamente, la carta que fue encontrada en poder del individuo que protagonizó un atropello en Torre Pacheco, Murcia, la semana pasada, concluía con uno de estos versículos. La misiva comenzaba, tal y como adelantó LA RAZÓN, con el anuncio de que iba a perpetrar una acción terrorista.

Afirma el Estado Islámico que los muyahidines (combatientes) de los medios de comunicación deben entender que el Corán y la Sunnah (revelación) son los mejores medios de incitación. “Una emoción temporal por la que puede pasar otra emoción (se entiende que la comisión de un atentado), así que trabaja duro para corregir las creencias de las personas y cambiar sus emociones”.

“Hay que estar de que el impacto de la incitación a la yihad no es menor que el de la yihad misma, y hemos visto cómo la incitación ha sido la causa de muchas operaciones cualitativas que han golpeado los hogares de los cruzados en los últimos años”, se jacta Dáesh.

Subrayan que esta estrategia da resultados en los lugares menos esperados: “no sabes a quién dónde fueron tus palabras guiadas para la venganza; y de qué ataque fuiste tú también el héroe”.