Recurso contra las obras previstas en los osarios del Valle de los Caídos

La ADVC representa los intereses de 212 familias que se oponen a “exhumaciones, traslados o pruebas forenses”

Visitantes en el Valle de los Caídos
Visitantes en el Valle de los CaídosJesús G. FeriaLa Razon

La Asociación Para la Defensa del Valle de los Caídos (ADVC) acaba de presentar un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por las obras en los osarios de Cuelgamuros, donde descansan los restos de 33.847 víctimas de la Guerra Civil. Según fuentes de la asociación, los trabajos previstos por el Gobierno “atentan contra los derechos de miles de familias que teniendo acreditada la presencia de los restos de sus antepasados quieren que descansen allí en paz”. En concreto, la ADVC representa los intereses de 212 de esos familiares.

El pasado día 20, se iniciaron preparativos para el proceso de exhumación de los restos de 77 personas que se encuentran en las criptas de la basílica. Una actuación prevista después de que, en junio pasado, el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial aprobara la solicitud de licencia urbanística para las obras de consolidación de las criptas, primer paso para acceder a los restos.

Para la ADVC, el Gobierno “una vez más actúa por la vía de hecho” y “sigue ignorando deliberadamente nuestro ordenamiento jurídico en lo relativo al régimen legal de cementerios, sepulturas, inhumaciones y exhumaciones”. Según estas fuentes, “un régimen que todos los españoles tenemos la obligación de cumplir sin excepción, ni siquiera para este Gobierno que, de modo insólito, incumple unas leyes que son, repetimos, para todos”.

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos considera que “las futuras actuaciones en los osarios del Valle de los Caídos, de llegar a producirse, atentan frontalmente contra los derechos fundamentales de miles de familias” que “ven conculcado el derecho” de sus deudos “a descansar en paz, máxime cuando ya han manifestado por escrito al Gobierno su negativa de permiso” para que “sean, trasladados, exhumados, removidos y sometidos a pruebas de identificación forense de cualquier tipo”.

La ADVC está dispuesta a “agotar todos los cauces legales tanto españoles como internacionales para defender los indudables derechos de cuantos descansan en paz en el Valle de los Caídos”.

De momento no se han pedido medidas cautelares, pero no se descarta hacerlo si comenzara a intervenirse en las criptas.