Investigan un posible cártel de empresas de Defensa que manipulaba contratos militares

La CNMC analiza posibles prácticas anticompetitivas como acuerdos para la manipulación y el reparto de licitaciones, sobre todo de vehículos militares

Vehículos militares durante un desfile
Vehículos militares durante un desfile FOTO: Marco Romero/MDE

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha anunciado hoy que mantiene abierta una investigación sobre posibles prácticas fraudulentas que afectan a licitaciones convocadas por el Ministerio de Defensa. En concreto, tal y como ha confirmado en un comunicado, investiga la existencia de un presunto “cártel” de empresas que habrían manipulado licitaciones convocadas por el Departamento que dirige Margarita Robles, para el suministro, mantenimiento y modernización militar, en especial vehículos militares.

Según explica Competencia, la investigación, que se abrió el pasado mes de junio, esas prácticas fraudulentas que estudian son “acuerdos para la manipulación y reparto de contratos”, por lo que llevó a cabo inspecciones en las sedes de varias empresas, las cuales continuaron este mismo mes.

En concreto, durante los días 3 y 4 de noviembre, la CNMC realizó “inspecciones domiciliarias en varias empresas que operan en el mercado del material militar”. Unas actuaciones, continúa la nota, que son resultado de la investigación abierta en verano, cuando se llevó a cabo “una primera ronda de inspecciones en las sedes de varias compañías”, para la cual contaron con la colaboración de la Autoridad de Competencia autonómica de la zona en la que éstas se ubican.

“Paso preliminar”

Eso sí, Competencia quiere dejar claro que estas inspecciones “suponen un paso preliminar en el proceso de investigación de las supuestas conductas anticompetitivas”, por lo que “no prejuzgan el resultado de la investigación ni la culpabilidad de las empresas inspeccionadas”. Y avisa de que si, “como resultado de la inspección se encontrasen indicios de prácticas prohibidas por la Ley de Defensa de la Competencia y por el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, se procederá a la incoación formal de expediente sancionador”.

En este sentido, la CNMC aprovecha para recordar que este tipo de acuerdos fraudulentos entre competidores constituye “una infracción muy grave de la legislación de competencia”, la cual puede conllevar multas de hasta el 10 por ciento del volumen de negocios total de las empresas infractoras. Por ello destaca que “la investigación de los cárteles constituye una de las prioridades de actuación de la CNMC, dada la especial gravedad de sus consecuencias sobre los consumidores y el correcto funcionamiento de los mercados”.

Al mismo tiempo, desde Competencia apuntan que cuenta, entre otras herramientas, con el “Programa de Clemencia”, el cual permite a las empresas que forman parte de un cártel beneficiarse de la exención del pago de la multa, “siempre y cuando aporten elementos de prueba que posibiliten a la CNMC su detección, o de una reducción del importe de la multa que pudiera imponérsele, si aporta información con valor añadido significativo, en relación con una investigación ya iniciada”.