Sargentos de la Guardia Civil piden a Marlaska que les permita seguir trabajando hasta los 65 años

Cuentan con una experiencia dilatada en unidades tan especializadas como Información, UAR, GRS, Servicio Marítimo y Aéreo

Helicóptero de la Guardia Civil durante un rescate. Algunos ded los sargentos afectados trabajan en este Servicio
Helicóptero de la Guardia Civil durante un rescate. Algunos ded los sargentos afectados trabajan en este Servicio FOTO: GUARDIA CIVIL GUARDIA CIVIL

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) exige del Ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, que abandere una iniciativa legislativa que permita los suboficiales y oficiales de la Benemérita puedan continuar de forma voluntaria hasta los 65 años de edad en situación de activo.

En el caso de la escala de los suboficiales, en el que mayoritariamente se ven afectados los empleos de sargento 1º, brigadas, subtenientes y mayores, existe una clara discriminación, que se ve agravada por el reciente incremento retributivo derivado del llamado “Acuerdo de Equiparación”, lo que conlleva un pase a la reserva forzoso poco atractivo, menos retribuido, y sin opciones claras de obtener destinos específicos en esa situación administrativa.

Recuerda AEGC que, en los tiempos de crisis económica que volvemos a sufrir, “consideramos que la propia sociedad exige a la Administración que sepa gestionar y optimizar los recursos que tiene disponibles”, como ocurre en la Judicatura, Sanidad y Enseñanza, en que se incrementa la edad de jubilación forma voluntaria.Mientras, en la Guardia Civil, “se prescinde de funcionarios que están dispuestos a seguir en activo y que cuentan con una alta cualificación y profesionalidad. Los suboficiales y oficiales en el ámbito de la Guardia Civil, ocupan eminentemente puestos directivos como labores de alta cualificación técnica, en especialidades como jefes de equipos de Policía Judicial, Información, Servicio Aéreo, Servicio Marítimo, Seprona, Criminalistica, GRS, UAR, etcétera”.

“Estas circunstancias, hacen que desde un punto de vista objetivo sea incongruente desdeñar efectivos con una alta especialización y pericia, así como una dilatada experiencia en sus unidades, mientras que a sus subordinados se les permite continuar durante otros cinco años más”.

“Otra de las circunstancias que empeora esta situación es la escasa reposición de efectivos, lo que genera incomprensión desde, insistimos, un punto de vista objetivo. ¿Es posible por un lado mantener un déficit excesivo de personal en todas las Unidades y Especialidades y por otro lado desestimar los conocimientos específicos altamente valorados con un elevado coste formativo enviándolos a casa?”, subraya.