El paro y la crisis económica preocupan a los españoles más que la Covid-19

Hasta el 65,4% de los ciudadanos desconfía del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, alcanzando el 70% entre las personas de 25 a 54 años

Big Data
Big Data FOTO: Teresa Gallardo

Acaba de comenzar un nuevo año, en el que, sin embargo, la pandemia por coronavirus sigue causando olas de contagios, con la variante Ómicron llegada de Sudáfrica, como puente de continuidad para este 2022 en el que, no obstante, entre las inquietudes de los españoles de cara al futuro, no es la Covid-19 lo que más preocupe, quizá debido a que pese a ser más contagiosa, esta nueva variante es menos letal y causa con mucha menor gravedad.

Así las cosas, las tres mayores preocupaciones que manifiestan los españoles de cara a este año nuevo son, por este orden, el paro, la crisis económica y la Covid-19. Las tres reúnen a más del 30% de los ciudadanos. El paro casi al 40%, pues alcanza el 37.2% de las respuestas. Le sigue la crisis económica con el 34.7% y en tercer lugar el Covid-19, con el 30.4%. Son los datos obtenidos por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en su barómetro de diciembre de 2021.

El paro es, también la principal preocupación para los españoles mayores de 44 años. En donde se supera el 40%, siendo más importante, con el 46.0% en el segmento de 55 a 64 años. Mientras que la crisis económica preocupa más entre los 18 y 44 años, en donde se supera el 38% entre los 25 y 44 años.

Por votantes, son precisamente los que llevaron a Pedro Sánchez a La Moncloa, los votantes del PSOE, los más preocupados con el paro, hasta el 45.2% de los votantes socialistas lo colocan a la cabeza de todos los problemas del país. También es entre el electorado del PSOE donde se muestra mayor preocupación por la pandemia, con un 37.2%.

El problema del paro es el que más ha crecido en el último año, pues ha pasado del 28,1% en el barómetro del CIS de diciembre de 2020, al antes mencionado 37,2% doce meses después. El incremento ha sido de 9.1 puntos porcentuales.

Pero aún suma mayor porcentaje la desconfianza, poca o ninguna, que tienen los españoles con el actual presidente del Gobierno, hasta el 65,4% de los ciudadanos no confía en su primer ministro. Obviamente estos índices de impopularidad, recogidos por el propio Estado a través del CIS, deberían, en cualquier país democrático, replantear su continuidad. Si continúa es porque es un rehén de partidos enemigos de la Constitución a los que le interesan que siga en La Moncloa, a pesar de que el desgaste lo sufrirá el PSOE en las próximas elecciones generales, como reflejan todas la encuestas, excepto las del organismo que dirige José Felix Tezanos.

Y es que, además, la preocupación de los españoles por el presidente del gobierno alcanza sus máximos en el entorno del 70% las personas de 25 a 54 años. Entre los mayores de 64 años baja diez puntos, situándose sobre el 60%. En una situación intermedia, con el 64,1% se haya la franja comprendida entre los 18 a 24 años.

Cabe destacar, que el 33,7% de los votantes del PSOE manifiesta su desconfianza con el presidente, al igual que el 42,1% del electorado del socio de gobierno, Unidas Podemos. Por lo que la brecha entre el presidente Sánchez y el electorado que sustenta el gobierno de coalición se engrandece.

Por supuesto, entre los votantes de la derecha esta desconfianza se mantiene en porcentajes superiores al 90%; siendo del 95,7% en el caso de los votantes del PP y del 98,6% entre los votantes de VOX.

Nuevas preocupaciones se irán incorporando a medida que avance este año 2022, especialmente las derivadas de las consecuencias de tener una deuda pública de 1,4 billones de euros, equivalente al 122% de nuestro PIB, y de las subidas de intereses, que aumentará el pago de la deuda, así como del recorte en un 60% de la compra de deuda española por parte del Banco Central Europeo, lo que traerá consigo dificultades de financiación, problemas para atender los pagos de la deuda, aumento del presupuesto anual para atender los pagos de los vencimientos de deuda y la consiguiente subida de la prima de riesgo.

Por otro lado el fantasma de la inflación que en diciembre ha alcanzado cifras que no se veían desde hace 30 años, con el 6,7 por ciento, ya está aquí con nosotros, a lo que hay que sumar que los Presupuestos Generales de 2022 traen importantes subidas de impuestos. Ambos factores combinados harán que suban los niveles de paro, algo que ya percibe la población.