Aragonés, al Gobierno: “Atrévanse a ganar en referéndum que Cataluña forme parte de España”

El presidente de la Generalitat participa en una conferencia en Madrid acompañado por los ministros Isabel Rodríguez y Joan Subirats

Nuevo órdago al Estado. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, dio el pistoletazo al nuevo curso político con una parada en Madrid. Arropado por la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez y el ministro de Universidades, Joan Subirats, Aragonès instó al Ejecutivo de coalición a celebrar un referéndum en Cataluña para que los catalanes puedan elegir libremente su futuro.

En una conferencia que se celebró en el Club Siglo XXI dijo: «Atrévanse a ganar en referéndum que Cataluña forme parte de España». En este sentido, según el jefe del Govern, «el referéndum es necesario, el Estado, quien defiende que Cataluña continúe formando parte de España, se debe atrever a ganar democráticamente. La imposición no llevará a ninguna victoria. Se debe atrever a ganar un referéndum». A renglón seguido, reflexionó: «Nosotros también podemos perder si no lo hacemos bien».

Por otro lado, el presidente de la Generalitat puso en valor la oportunidad histórica que ofrece el diálogo con la coalición y señaló que «difícilmente habrá una segunda oportunidad si no hay capacidad de resolver ahora el conflicto mediante las urnas».

 La ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez (d), asiste a la conferencia
La ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez (d), asiste a la conferencia FOTO: Miguel Oses EFE

En este sentido, tan solo unos días después de el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asegurara que la próxima reunión de la llamada mesa de diálogo todavía no tiene fecha, el jefe del Govern aseguró que «especular, jugar con el tiempo y dilatar las reuniones no ayuda al proceso de negociación, solo contribuye a generar dudas». No obstante, la convocatoria de las elecciones en Castilla y León han obligado al Ejecutivo a apartar el conflicto catalán de su agenda, consciente de que le podría quitar algunos apoyos.

Por otro lado, el presidente catalán -que se definió como republicano, independentista y de izquierdas al inicio de su intervención- cargó duramente contra el estado por combatir al independentismo con el Estado de Derecho, en referencia a las causas penales de los condenados por el “procés” y criticó al Tribunal de Cuentas.

Modelo lingüístico

Coincidiendo con las denuncias a la Generalitat de Cataluña de varias familias que acusan al Govern de no cumplir la sentencia del Tribunal Constitucional que obliga a que al 25% del castellano, Aragonés aseguró que en Cataluña «no hay ningún conflicto lingüístico, lo que hay son las consecuencias de una campaña mediática contra el modelo educativo catalán con el fin de sumar votos en el resto del Estado».

Es más, el mismo día que la Generalitat anunció su Pacto Nacional por la Lengua, en un tono desafiante, mandó un mensaje. «No se van a salir con la suya, no van a desmantelar la escuela en catalán ni van a desmantelar la escuela catalana».

Caso Villarejo

A su vez, hizo alusión a las declaraciones del excomisario José Manuel Villarejo en las que apuntó que en el atentando de Las Ramblas del 17 de agosto de 2017 hubo un «error grave» del CNI por dar un «susto» a Cataluña y pidió actuar con la «máxima transparencia» para disipar cualquier tipo de duda y que se «depuren responsabilidades».

No obstante, reconoció, que «la credibilidad del personaje es la que es» y que «está utilizando una estrategia de defensa judicial», pero ha recalcado que sus declaraciones en sede judicial «son graves» y, por ello, entiende que «la mejor forma para defender la verdad es ser transparentes».