Terrorismo

Los presos de ETA rechazaron expresamente colaborar con la Justicia y pedir perdón y el Gobierno les dio beneficios

El entorno de la banda contactó con los grupos ultras de fútbol para que colaboraran en las movilizaciones a favor de los reclusos

Reproducción del modelo 3 al que se acogieron los presos de ETA, rechazando los anteriores
Reproducción del modelo 3 al que se acogieron los presos de ETA, rechazando los anteriores jmz mo

El entorno de ETA, continuador de las disueltas Gestoras pro Amnistía, llegó a elaborar tres modelos de “cartas de reinserción” para que los presos de la banda pudieran acogerse a estas medidas. Los reclusos, según se deduce del informe elaborado por el Servicio de Información de la Guardia Civil en marzo del año pasado , optaron por el más “light”, que, realmente, no les comprometía nada, en especial con las víctimas.

La Guardia Civil encontró estos tres modelos para acogerse a medidas de reinserción o permisos penitenciarios” o medidas de reinserción”. Como se aprecia en los modelos expuestos, el que finalmente se presenta ( el número tres) difiere respecto a los anteriores. Así, en el primero de ellos se desvinculan del EPPK (colectivo de presos); en el segundo; lo hacen respecto a los abogados del colectivo, en tanto que, en el último, en el que figura el nombre del preso y entendiéndose la opción elegida, no se hace referencia a desvinculación ni del colectivo de presos ni de sus abogados, pareciendo esta opción la que mejor se adapta al discurso de la izquierda abertzale. De igual modo, en el último modelo (el 3) tampoco se hace referencia expresa al resarcimiento, o compromiso a resarcir, de la Responsabilidad Civil”.

Modelo 1.- “Rechazo todo tipo de violencia y manifiesto que la consecución de cualquier objetivo legítimo, incluidos los que defiendo, tendrá que alcanzarse únicamente por medios pacíficos y democráticos. Por consiguiente, me desvinculo totalmente de ETA así como de cualquier proyecto o escenario en el que se utilice la lucha armada para el logro de fines políticos e ideológicos y expreso mi compromiso de contribuir a la construcción de un País Vasco en paz, libertad y convivencia normalizada. En este sentido, me he dado de baja del Colectivo de Presos (EPPK) y actualmente no tengo ningún vínculo con nadie de ese entorno. Así mismo quiero manifestar que pido perdón a las víctimas que ha causado mi actividad delictiva (terrorismo) y lo lamento sinceramente. Estoy dispuesta a facilitar información a las Autoridades para esclarecer algún delito si fuera necesario y siempre y cuando yo tuviese información relativa al mismo. He abonado la responsabilidad derivada de mis delitos”.

Éste modelo, que recogía las peticiones de las víctimas, en especial en lo referido a la colaboración con la Justicia para esclarecer los crímenes pendientes, fue rechazado.

Modelo 2.- “Rechazo todo tipo de violencia y manifiesto que la consecución de cualquier objetivo legítimo, incluidos los que defiendo, tendrá que alcanzarse únicamente por medios pacíficos y democráticos. Por consiguiente, me desvinculo de cualquier proyecto o escenario en el que se utilice la lucha armada para el logro de fines políticos o ideológicos y expreso mi compromiso de contribuir a la construcción de un País Vasco en paz, libertad y convivencia normalizada. En este sentido, hemos dado de baja a cualquier abogado del Colectivo de Presos para que progresivamente no tengamos ningún vínculo con nadie de ese entorno. Así mismo quiero manifestar que pido perdón por el daño que ha causado la actividad delictiva por la que he sido condenado (terrorismo), lo asumo, pido disculpas por ello y lo lamento sinceramente. Estoy dispuesto a facilitar información a las Autoridades para esclarecer algún delito si fuera necesario y siempre y cuando yo tuviese información relativa al mismo. Expreso mi compromiso de pagar la responsabilidad civil derivada de mis delitos con cuotas asumibles para mi situación económica. Solicito salir de permiso para iniciar de forma concreta mi reinserción. Confío en la Institución Penitenciaria a efectos de seguir las indicaciones que en cada momento se me vayan dando desde ella”. Evitaban su desvinculación de ETA.

Modelo 3.- “Renuncio al método utilizado en el pasado. En este sentido me comprometo con las vías única y exclusivamente pacíficas y democráticas para la consecución de cualquier objetivo. Por consiguiente, rechazo el uso de la violencia, me desvinculo de cualquier proyecto o escenario que recoja su uso y expreso mi compromiso de contribuir a la construcción de una Euskal Herria en paz, libertad y convivencia normalizada. Me comprometo a ser un agente activo y eficaz en la solución del conflicto y haré cuanto esté en mis manos, con total generosidad, para que llegue a buen término. Así mismo quiero reconocer el daño causado y quiero mostrar mi firme compromiso con la superación definitiva de las consecuencias del conflicto y con la no repetición. Soy consciente que durante mi militancia he podido causar dolor, asumo plenamente que ha podido ser así y lo lamento sinceramente. La reconciliación es una de las tareas a llevar a cabo, es un ejercicio necesario para conocer la verdad de modo constructivo, cerrar heridas y construir garantías para que ese dolor no vuelva. Dando una solución democrática al conflicto político se podrá construir la paz y lograr la libertad de Euskal Herria. Mi compromiso con esto es también total y absoluto”.

Se observa claramente cómo el último modelo evita la colaboración con la Justicia, el perdón a las víctimas, el pago del dinero que deben, la desvinculación con ETA y, pese a ello, los presos han obtenido y obtienen beneficios de todo tipo, hasta llegar a su libertad.

Por otra parte, en el informe se hace referencia a que en Navarra “Sortu ha mantenido contactos con el grupo ultra IndarGorri seguidor del Osasuna. En Álava a través de Ernai han mantenido contactos con el grupo ultra Iraultza, seguidor del Deportivo Alavés. Sobre el grupo ultra Herri Norte seguidor del equipo del Athetic Club, exponen que está siendo manipulado por sectores de la Gazte Koordinadora Sozialista y valoran mantener contactos extraoficiales”. Todo ello para que colaboren en las movilizaciones a favor de los presos.