La Audiencia Nacional archiva la investigación sobre la financiación de Podemos por Venezuela

La Sala de lo Penal invita a que la causa se lleve en el Tribunal de Cuentas o se redirija a otro procedimiento sin el delito de financiación ilegal de partido

La Audiencia Nacional decreta el archivo de la causa sobre la financiación de Podemos por parte de Venezuela. La Sala de lo Penal ha dado estacada final al caso tras admitir un recurso de la Fiscalía de la Audiencia Nacional en el que se impugnaba la decisión del juez Manuel García Castellón por “prospectiva” (que se excede del objeto inicial del caso e intenta indagar en un gran caladero para pescar más delitos). “Cualquier actividad acaecida antes de la tipificación del delito de financiación ilegal de un partido político, queda fuera del objeto del procedimiento”, dicen los magistrados aunque dejan una puerta abierta a que el caso se redirija en otras pesquisas con otros delitos o se envíe al Tribunal de Cuentas.

En un auto del pasado viernes al que ha tenido acceso LA RAZÓN los magistrados señalan que ni el relato del exlíder de la inteligencia venezolana Hugo Carvajal (conocido como El Pollo) ni el de los testigos protegidos tienen la entidad suficiente para fiscalizar toda la actividad del partido que nació con Pablo Iglesias porque, además, el juez está indagando en tiempos anteriores a que se introdujera el delito de financiación de partido en el Código Penal en 2015.

García Castellón tenía sobre la mesa también otros delitos como el de falsedad documental, blanqueo de capitales y contra la hacienda pública y en este sentido, la Sala de lo Penal hace una distinción y dice que “las conductas que pudieran construir otros delitos, en manera alguna conexos o instrumentales [..] deberían en su caso investigarse en otro procedimiento y ello siempre que existe una verdadera notitia criminis como sospecha razonable”. Así decretan el sobreseimiento provisional de la causa que fue reabierta el pasado mes de octubre, como ha adelantado eldiario.es y Okdiario.

La oposición de la Fiscalía en este asunto ha sido frontal, señalando en sus recursos que no sabía el porqué de esta investigación “salvo que lo sea por la pertenencia a un determinado partido político, lo que el fiscal considera inadmisible e ilegal”. Dice que el hecho delictivo es una “mera mención sin soporte probatorio” y cree que con lo aportado por quienes declararon ante el juez y el fiscal no hay material suficiente para seguir con las diligencias “incluso más invasivas y prospectivas”. “Ni los testigos, ni la documentación aportada por Hugo Armando Carvajal permiten tener como reales y factibles las manifestaciones de los mismos y así, su debilidad no lleva a sospecha razonable precisa para la instrucción”, señaló el fiscal Miguel Ángel Carballo.

Ya el 1 de marzo la Sala aclaró que la investigación suponía el “desbordamiento” en los hechos de personas que “no se sabe por qué se les investiga en uno de los puntos más sensibles de la intimidad: el patrimonial”. Pero como los magistrados no dieron ‘carpetazo’ al asunto, el juez Manuel García Castellón entendió que había mimbres para continuar y hace unas semanas dio luz verde a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía rastreara las cuentas de cuatro fundadores de Podemos - Carolina Bescansa, Juan Carlos Monedero, Ariel Jerez y Jorge Lago- y varias sociedades como Viu Comunicaciones o Prodiseño. Los agentes que ya tenían trabajo avanzado y algunos resultados, confirman fuentes de la investigación, que ahora quedan en punto muerto.

“La Sala no puede sino mantener su criterio”, señala el escrito que firman el presidente Alfonso Guevara y los magistrados Carlos Fraile y Carolina Ruis. “Desbordan claramente el único objeto de la causa que el a quo amplía artificiosamente para investigar posibles delitos que no cabe entender relacionados con la financiación ilegal, al ser entonces esta atípica, máxime cuando no solo se pretende investigar económicamente a distintas personas físicas y jurídicas, insistimos, ajenas al objeto del procedimiento, sino que pretende fiscalizar la financiación de un partido político, siendo ello competencia del Tribunal de Cuentas”, remachan. La posibilidad de ir en contra de los fundadores de Podemos Bescansa, Monedero, Lago y Jeréz la centran en que se abra un nuevo procedimiento cuyo objeto no sea la posible financiación ilícita de Podemos porque, dicen, no por pertenecer a un partido se puede extender una investigación contra alguien.

Lo que el juez tenía bajo la lupa

Mientras tanto y en estos meses la UDEF ha dado una serie de pasos hacia delante que ahora está por ver si se dirigen a ninguna parte o si se canalizan en algún otro procedimiento. Cabe recordar que la Fiscalía Anticorrupción continúa con unas pesquisas sobre blanqueo de capitales de Venezolanos en las que Monedero está presente. García Castellón tenía bajo la lupa un total de 3.500.000 euros solo se en dinero que se trasladó en maletines desde el país bolivariano.

En documentación a la que tuvo acceso este periódico se detalla cómo El Pollo y, principalmente, un testigo protegido que se sitúa en el lugar de los hechos entregaban grandes cantidades de dinero a Monedero ya fuera en Caracas a donde éste viajaba o a través de envíos entre embajadas, lo conocido como valija diplomática.

Así, y según la causa, había cuatro pagos: dos iniciales entre 2011 y 2012 por un importe de 200.000 dólares cuyo lugar de recepción fueron los hoteles Alba Caracas y Meliá Caracas. A este último la UDEF ha enviado un oficio para saber si Monedero se hospedó allí en las fechas que señalan los testigos. Entre 2012 y 2013 se produce la tercera entrega por un importe de 600.000 dólares y en este caso es el testigo protegido el que lo lleva hasta la “cancillería” [Ministerio de Exteriores de Venezuela]. Y, por último, la cuarta y más gruesa de las cantidades fue de 2.500.000 dólares y se enmarca en “fechas posteriores a la anterior”.

Además, en la causa constan una serie de sociedades por las que, presuntamente, se desviaba el dinero para que llegara a manos de los dirigentes del partido desde Venezuela pasando por varios países sin dejar sospecha. A Viu Comunicaciones y Prodiseño también se ha dirigido la UDEF para conseguir esta información.