El PP denuncia que el Gobierno informara a Bildu del contenido de la Ley de secretos oficiales y a ellos no

Gamarra pide a Sánchez “reconducir” su forma de hacer política y pactar la norma con los populares

La decisión del Gobierno de aprobar en el Consejo de Ministros, tras la vuelta de Pedro Sánchez de su gira por los Balcanes Occidentales, el anteproyecto de ley de Información Clasificada, que, entre otras cosas, otorgará al Ministerio de Presidencia competencias sobre secretos oficiales que estaban, actualmente, en manos del Ministerio de Defensa, ha provocado numerosas críticas. -Sánchez anunció esta modificación a finales de mayo -junto a la reforma de la Ley del CNI- en el debate celebrado en el Pleno del Congreso por el espionaje del llamado caso Pegasus-.

Los populares critican el gesto del Ejecutivo que, una vez más, no se ha puesto en contacto con ellos para llegar a un acuerdo, pero tampoco para comunicarles de qué trata la norma, a pesar de que Alberto Núñez Feijóo ha mostrado una reiterada disposición a llegar a pactos. De hecho, recuerdan los populares, ofrecieron entonces al Gobierno un acuerdo sobre seguridad y Defensa para el que no obtuvieron respuesta. “En nuestra voluntad de llegar a acuerdos no hemos obtenido ninguna respuesta. Lo habrá intentando con sus socios-ERC, PNV, Bildu-. Con nosotros no habido ni voluntad”, apuntó el vicesecretario económico del PP, Juan Bravo en rueda de prensa.

Y es que de la Ley de Secretos Oficiales el PP solo ha conocido “algunos datos”, pero “no nos lo han contado a nosotros”, apuntaba Bravo quien denuncia que el Gobierno no haya contactado con el PP para consensuar una Ley de Secretos Oficiales y sí lo haya hecho con EH Bildu: “Para abordar los secretos oficiales prefiere hablar con Bildu que con el PP, esa es la clave”. “Los españoles tiene que valorar si quieren una Ley que se acuerde con Bildu y con los independentistas. Pero, sin conocer la norma, no nos podemos pronunciar, por ser una norma de enorme calado” indicó Bravo.

-EH Bildu, que conoce su contenido, ha exigido al Gobierno de Pedro Sánchez que rectifique el anteproyecto de Ley de Información Clasificada -que sustituirá a la vigente Ley de Secretos Oficiales de 1968- y le acusa de incumplir “la palabra dada”. Buscan una reforma que “aborde lo ocurrido desde la transparencia, el reconocimiento y la verdad sobre todo los casos de vulneración de derechos y libertades que conciernan al Estado español y a sus aparatos desde el franquismo hasta el día de hoy”-.

“Debilitar” a Robles

Los populares, también han reprochado al Ejecutivo de Sánchez que, con esta acción, “vuelve a debilitar a Margarita Robles, y le resta protagonismo al quitarle competencias del Ministerio de Defensa, como ya hizo con el escándalo del CNI”. Juan Bravo incidió en que “lo que deberíamos hacer es reforzar las instituciones. La democracia no se mide solo porque podamos ir a votar, sino por la independencia de las instituciones o por la división de poderes”, señala. Preguntado por el hecho de que, durante el Gobierno de Mariano Rajoy el CNI estaba en la vicepresidencia, Bravo indicó que “el problema no es el ministerio, sino que se ponga en duda el CNI como institución. La situación no es comparable”.

La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, en una entrevista en Ep pidió al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, “reconducir” su forma de hacer política y pactar la nueva Ley de Secretos Oficiales con el PP como ha ocurrido siempre en asuntos de Estado, y no con sus habituales socios de Gobierno. Destacó que las políticas de Estado deben “consensuarse con el Partido Popular” y criticó que el presidente del Gobierno ha “roto” esa tradición y solo busca “contentar” a partidos como ERC para seguir en La Moncloa.