Denuncian que Interior no compra suficientes chalecos antibala para las agentes de la Guardia Civil

“Marlaska presume de potenciar la presencia de la mujer en la Benemérita, pero se olvida de este elemento esencial”, dice la AEGC

Agentes femeninas, en una formación de la Guardia Civil.
EUROPA PRESS
03/10/2021
Agentes femeninas, en una formación de la Guardia Civil. EUROPA PRESS 03/10/2021 FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

Guardias civiles denuncian que, según las previsiones del Ministerio del Interior, en los próximos años no se adquirirán los suficientes chalecos antibala para las agentes femeninas del Cuerpo.

Según explica la Asociación Española de la Guardia Civil (AEGC), los 708 previstos para los tres próximos años “para que las compañeras puedan llevar uno adaptado a su fisonomía”, no cubren sus necesidades. La gran mayoría deberán prestar servicio con los masculinos que no les ofrecen seguridad porque no se ajustan a su cuerpo.

“Una situación --añade-- que contrasta con la idea del ministro de Interior de hacer más atractiva nuestra profesión para las mujeres, reservando para ellas un mayor número de plazas; eso sí, no las dotará de la única prenda que podrá salvar sus vidas en cualquier actuación policial: el chaleco antibalas femenino”.

Insiste en que “anunciar que para los próximos tres años se van a adquirir 3.500 de estos chalecos es totalmente insuficiente porque estos estarán destinados solo a unas unidades muy específicas. Como van para unos puestos concretos, ni tan si quiera se cubrirán las necesidades del resto de unidades y mucho menos para dotar con ellos a cada uno de los guardias alumnos que salgan en las próximas promociones”.

“Tampoco van a servir para sustituir a los viejos de otras unidades que caducaran en los próximos tres años, subraya.

“Estas prendas que Interior ha anunciado a bombo y platillo como una gran inversión en seguridad para los agentes no llegan ni a esos parches a los que tan acostumbrados nos tiene la Guardia Civil e Interior, porque han ignorado las necesidades de más del 90% de la plantilla”.

Destaca que, de este modo, se aumenta la discriminación de los guardias con la Policía Nacional y los cuerpos autonómicos. “Una brecha que no sólo es salarial (siguen sin cumplir al 100% con el Acuerdo de Equiparación), sino que también estamos discriminados en cuanto a materiales, siendo el chaleco antibalas la mayor de ellas porque, mientras las autonómicas sí tienen uno de dotación personal nosotros seguimos compartiendo el sudor de nuestros compañeros día tras día sin que, en medio de una pandemia”.

“¿Por qué si Mossos o Ertzaintza lo tienen de dotación personal y los alumnos del CNP lo reciben en la academia, no ocurre lo mismo con los guardias civiles?. Se imagina el señor ministro que en su época de juez se hubiera tenido que poner la toga, el birrete y la camisa blanca que ya se hubieran puesto previamente dos de sus compañeros?”, concluye.