Los Eurofighter españoles ya están en Bulgaria para proteger el área del Mar Negro

Seis aviones de combate y 150 militares vigilarán el espacio aéreo aliado hasta el 2 de diciembre

Uno de los cazas españoles aterriza en Bulgaria
Uno de los cazas españoles aterriza en Bulgaria FOTO: EMAD

Ya están en Bulgaria los seis cazas Eurofighter españoles con los que nuestro país contribuye de nuevo a la vigilancia del espacio aéreo aliado. Un nuevo destacamento que forma parte de ese refuerzo de la seguridad en el flanco Este por parte de la OTAN que ha llevado al Ejército del Aire español a aumentar el número de despliegues este año. A partir del lunes y hasta el 2 de diciembre, ejercerán, junto a cazas búlgaros, de fuerza de disuasión ante las amenazas rusas y darán protección al área del Mar Negro.

Así lo han confirmado tanto la Alianza Atlántica como el Ministerio de Defensa búlgaro en sendos comunicados, mientras que el Departamento que dirige Margarita Robles no ha informado hasta última hora de la tarde. En concreto, el destacamento español está formado por unos 150 efectivos y se encuentra ubicado en la base de Bezmer, a poco más de 100 kilómetros del Mar Negro, integrado en la misión de Policía Aérea Reforzada (eFP) de la OTAN.

Tal y como explica el comunicado del Comando Aéreo Aliado (Aircom), los Eurofighter españoles (del Ala 11) trabajarán codo con codo con los aviones de combate búlgaros, lo que es ”una muestra de que los aliados están dispuestos a combinar y compartir capacidades en la defensa colectiva”.

Defensa colectiva

En la misma línea, el Ministerio de Defensa de Bulgaria ha destacado que “el desempeño conjunto de las tareas del Ejército del Aire de Bulgaria y España en la misión de la OTAN asegura la capacidad de la aviación de combate búlgara para actuar de forma integrada con las fuerzas de los aliados y para proteger el espacio aéreo de los países miembros de la Alianza”.

La misión que realizarán es más que conocida por los aviadores españoles: vigilar el espacio aéreo aliado ante la constante presencia de aviones rusos que vuelan sin identificar por sus inmediaciones. Por este motivo, cuando son detectados por los radares de la OTAN se les considera como una posible amenaza y alertan a los cazas, los cuales tienen que despegar en menos de 15 minutos para interceptarlas, identificarlas y evitar que entren en ese espacio aéreo.

Rumanía en diciembre

Junto a este despliegue, está previsto otro similar en el mismo área, en esta ocasión en Rumanía. Será a partir del 1 de diciembre y se prolongará hasta el 31 de marzo de 2023. En principio, serán ocho F-18 y 130 efectivos los que se desplegarán en la Base Aérea de Fetesi.

El Ejército del Aire tiene demostrada experiencia en la misión de Policía Aérea de la OTAN , en la que se estrenaron en 2006 en el Báltico. No volvieron hasta 2015, fecha a partir de la cual la participación española ha sido ininterrumpida. El último despliegue tuvo lugar hace poco más de dos meses, en Estonia, junto a la Fuerza Aérea alemana. Además, en 2021 se estrenaron en en el área del Mar Negro, en Rumanía, y a principios de este año también estuvieron en Bulgaria, como parte de ese refuerzo de capacidades de defensa como medida de disuasión.

De esta forma, este año, las unidades de combate del Ejército del Aire batirán un récord al haber desplegado cinco contingentes distintos en este tipo de operaciones en diferentes periodos (dos en el Báltico, dos en Bulgaria y uno en Rumanía).