MENÚ
domingo 21 julio 2019
00:37
Actualizado

Así quedarían las autonomías si este resultado se repite el 26 de mayo

A pesar de ser los más votados, probablemente, los socialistas no conseguirían los gobiernos de Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura dado que la suma de los diputados de PP, Ciudadanos y Vox se lo impedirían.

  • Elecciones autonómicas 2019
    Elecciones autonómicas 2019

Tiempo de lectura 4 min.

29 de abril de 2019. 16:14h

Comentada
larazon.es.  29/4/2019

El PSOE se situaría como primera fuerza en las elecciones autonómicas del 26 de mayo si los electores repitieran el voto emitido este domingo en las generales, según un cálculo realizado por EFE con un simulador de la ley d'Hont que toma como referencia los resultados de hoy.

A pesar de ser los más votados, probablemente, los socialistas no conseguirían los gobiernos de Murcia, Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura dado que la suma de los diputados de PP, Ciudadanos y Vox se lo impedirían.

Esta proyección, a solo un mes de las autonómicas, se ha hecho con las comunidades en las que sus circunscripciones coinciden exclusivamente con la provincial, que es la que rige para los comicios generales, por lo que quedan excluidas Asturias (tres circunscripciones), Baleares (4) y Canarias (7).

También han quedado fuera de este cómputo las elecciones que no celebran elecciones el próximo "superdomingo", como Andalucía, Cataluña, País Vasco, Galicia y la Comunidad Valenciana.

En la Asamblea Regional de Murcia se produciría un empate a 11 escaños del PP y el PSOE y otro a 9 entre Ciudadanos y Vox, mientras que Podemos obtendría 5, pero en este caso no concurrirá junto a IU-V, que lo hace por separado, por lo que la equivalencia no es trasladable.

Así, en las Cortes de Aragón el PSOE se haría con un tercio de los 67 diputados: 23 frente a los 18 actuales.

Ciudadanos pasaría a ser la segunda fuerza, al triplicar los cinco actuales, mientras que el PP obtendría 14 diputados, al perder siete, los mismos con los que Vox irrumpiría en las Cortes aragonesas.

En Cantabria, los socialistas se pondrían a la cabeza con 12 diputados, más del doble de los cinco actuales.

Justo lo contrario le pasa al Partido Regionalista de Cantabria (PRC) que pierde la mitad de sus diputados y se queda con seis, superado por Ciudadanos y PP. Además Podemos se dejaría sus tres representantes.

Las Cortes de Castilla y León también estarían encabezadas por los socialistas. Aquí el descalabro mayor lo sufre el PP, que pierde la mitad de sus diputados (de 42 a 23), IU-Equo desaparece y Podemos pierde tres escaños.

Vox entra con diez diputados y Ciudadanos prácticamente triplica, hasta llegar a los 14.

En Extremadura, aunque el PSOE repetiría los 30 escaños que tiene actualmente, una hipotética alianza entre el PP, Ciudadanos y Vox sumaría 35 diputados, con lo que podrían optar a la Presidencia de la Junta.

En esta triple alianza de la derecha, el PP perdería diputados (de 28 a 17), mientras que Ciudadanos casi cuadruplica los 4 actuales, los mismo con los que entraría Vox en el parlamento extremeño.

En Castilla-La Mancha, el PSOE perdería dos diputados (de 15 a 13) y Podemos desaparecía del Parlamento, mientras que entraría Vox con tres diputados y Ciudadanos, con cuatro.

La irrupción de estas dos fuerzas resta votos al PP, que perdería ocho escaños (de 16 a 9).

En la Asamblea de Madrid, Vox entraría con 19 diputados, y Ciudadanos lograría 12 más (al pasar de los 17 actuales a 29); el PP, por contra, perdería 23, para quedarse en 25.

El PSOE sacaría el mismo resultado, 37 diputados, y Podemos baja en cinco.

El Parlamento de Navarra incorpora 20 diputados de Navarra + (integrada por PP, Ciudadanos y UPN), los socialistas pasan a 17 escaños y Podemos, 13.

En La Rioja esta última fuerza pierde sus cuatro escaños, que gana el PSOE para situarse en 14, mientras que Ciudadanos suben hasta 8 y el PP caería en cinco, hasta quedarse en 11.

Últimas noticias