MENÚ
martes 26 marzo 2019
01:35
Actualizado

Brutal agresión a un policía de la UIP en Melilla: "Chivato, eres un madero de mierda"

El agente iba de paisano y recibió insultos, patadas y puñetazos de un grupo de 15 jóvenes

  • El agente sufrió graves lesiones en todo el cuerpo, especialmente en el rostro
    El agente sufrió graves lesiones en todo el cuerpo, especialmente en el rostro

Tiempo de lectura 2 min.

14 de marzo de 2019. 11:52h

Comentada
Maribel Casado 14/3/2019

"Chivato, eres un madero de mierda". Lo que comenzó con insultos terminó con una brutal paliza a un agente de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Sevilla. El pasado 10 de marzo, en torno a las 21:40 horas, un grupo de jóvenes comenzó a insultar al antidisturbio, que se dirigía a su vivienda en Melilla. Aunque el agente no se dirigió a ellos en ningún momento, las provocaciones siguieron. Tanto es así que en un determinado momento se abalanzaron sobre él y comenzaron a darle puñetazos en la cara mientras intentaban tirarle al suelo.

Ya en el suelo, llegaron las patadas y más puñetazos. Y así continuó hasta que apareció una patrulla de la Policía Local y los agresores huyeron. Todos salvo dos que el agente logró retener pese a su estado, según relatan fuentes policiales.

El parte médico refleja la brutalidad de los golpes que sufrió el agente de la UIP: Tres puntos de sutura en la nariz, cuello y pómulos inflamados, golpes en la ceja y frente, tobillo hinchado, diversas erosiones, contusiones y hematomas por los golpes sufridos.

Aunque el agente no pertenece a la plantilla de Melilla, señaló que no era la primera vez que pasaba de uniforme delante de ese grupo de jóvenes. Los problemas llegaron cuando lo hizo de paisano. Las graves lesiones que sufre han provocado que no pueda seguir ejerciendo su labor en Melilla, por lo que ha sido dado de baja.

Mayor respaldo judicial y menos "impunidad"

Desde el sindicato Jupol, denuncian que no es la primera vez que se produce una agresión de este tipo y exigen mayor respaldo judicial para evitar "dar un mensaje de impunidad" ante este tipo de hechos. Asimismo, señalan que cada vez es más habitual que los jóvenes de la ciudad "lancen piedras u objetos cuando pasan los vehículos policiales", por no hablar de los insultos y las agresiones que sufren tanto en el desempeño de sus funciones como en su vida personal.

Desde este sindicato señalan que esta agresión se suma a las ya sufridas en los últimos meses y que las autoridades no sólo no se han pronunciado sino que no han tomado "medidas contundentes" para evitar que se repitan.

A esta situación hay que sumarle la "precariedad laboral" de los efectivos que trabajan en Melilla. El exceso de servicios, la falta de personal y la gran carga de trabajo genera situaciones de poca seguridad y mucho estrés para los agentes. Hay que señalar que en ocasiones se ven obligados a realizar labores propias de la Guardia Civil ante la falta de efectivos.

En definitiva, exigen que se tenga en cuenta la labor de las UIP destacadas en Melilla, ya que "ni son valoradas, ni reconocidas" pese a realizar labores de alto riesgo y conflictividad.

Últimas noticias