MENÚ
viernes 18 octubre 2019
17:58
Actualizado

De público de «Moros y cristianos» a inquilino de La Moncloa

Un vídeo del espacio de Telecinco muestra a un joven Pedro Sánchez con las ideas claras y un discurso firme y contundente

  • Pedro Sánchez acudió como público a Moros y Cristianos en 1997
    Pedro Sánchez acudió como público a Moros y Cristianos en 1997

Tiempo de lectura 4 min.

02 de junio de 2018. 12:34h

Comentada
Paco Rodríguez Madrid. 2/6/2018

Pedro Sánchez ha prometido su cargo como presidente de Gobierno e inmediatamente después se ha trasladado a La Moncloa. Lejos queda aquélla primera intervención televisiva en la que el líder socialista ya apuntaba maneras y que se convirtió en su primer descurso político. Tal y como se ha encargado de recordar Telecinco, la primera aparición de Sánchez en televisión se produjo en el espacio «Moros y cristianos», presentado por Javier Sardá en 1997. En aquellos años era difícil ver un programa de debate político en las televisiones. Eran los años en los que Pepe Navarro dominaba el "late night" y precisamente en 1997 Javier Sardá arrancaba sus crónicas marcianas.

"Moros y cristianos" llegó (demasiado pronto) para hablar de actualidad con un grupo de contertulios polémicos (¿les suena?), entre ellos el Padre Apeles, Javier Nart, Santiago Segura, Juan Adriansens, Alfonso Cabeza, Ramoncín, Lucía Etxebarría, o la vidente Aramís Fuster. Y en ese ambiente, apareció un Pedro Sánchez, con 25 años pero con acné y con un lenguaje claro, directo y contundente. Explicó que era licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y que acababa de iniciar sus estudios en Ciencias Políticas antes de dar muestras de su capacidad de liderazgo, al enfrentarse a los contertulios para reivindicar el papel del los jueces anónimos, que no participaban en el juego mediático. Con una voz impostada y un solido discurso censuró a Javier Nart por vulnerar la presunción de inocencia de la cúpula del Gobierno de Felipe Gónzález en el caso de los GAL. De hecho, su discurso ya apuntaba en la defensa de los socialistas, intentando desviar la atención hacia otros casos "que interesan mucho más a la sociedad y que los jueces que los llevan no tienen ni nombre ni apellidos, no les conocemos". Conviene recordar que el nuevo presidente del gobierno ya era afiliado del PSOE cuando intervino en "Moros y Cristianos", ago que hizo cuatro años antes, curiosamente con la victoria en las Generales de Felipe González, con el que hoy mantiene grandes diferencias dentro del propio partido.

Además, cargó contra el diario "El Mundo" por haber destapado la trama y haber publicado los testimonios de los comisarios Amedo y Domínguez. "Ha sacado algunos casos por fascículos, sólo les ha faltado publicar las tapas", dijo. También aprovechó la oportunidad de atacar al juez Garzón, al que acusó de "dar mayor relevancia al testimonio de personas que se han desdecido miles y miles de veces y ha habido otras personas con las que ha utilizado la famosa frase de la alarma social para meterlas en prisión preventiva y después presionarlos para que cantasen lo que él quería".

Era un aviso de lo que llegaría a ser.

Más de 20 años después de aquella intervención televisiva en la que recibió sus primeros aplausos tras un discurso, ayer Sánchez volvió a ser ovacionado en el Congreso por los partidos que le han catapultado hasta la presidencia del Gobierno al apoyar su moción de censura contra Mariano Rajoy. Hoy ha prometido el y ha cumplido su sueño de llegar a La Moncloa, donde ha llegado para quedarse... o esa es su intención porque por su cabeza no pasa convocar elecciones, tal y como le han sugerido muchos, entre ellos Felipe González, el hombre que le hizo afiliarse al PSOE y al que ahora denosta.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs