MENÚ
martes 17 septiembre 2019
01:43
Actualizado

Daesh juega la baza de la derrota para que sus enemigos se confíen

La organización, en lo que parece un ardid estratégico ya que está derrotada territorialmente, utiliza una de sus publicaciones para “admitir” la “importancia” de las bajas de dos de sus combatientes

  • Fabien Clain
    Fabien Clain

Tiempo de lectura 2 min.

16 de marzo de 2019. 12:15h

Comentada
J.M.Zuloaga 16/3/2019

Daesh, en lo que parece un ardid estratégico ya que está derrotada territorialmente, utiliza una de sus publicaciones para “admitir” la “importancia” de las bajas de dos de sus combatientes, de nacionalidad francesa, país que ha sido amenazado al menos en cuatro ocasiones en los últimos quince días. Lo hace en un momento en el que prácticamente ha perdido la guerra convencional y en la revista que edita para sus mujaidines (soldados).

El homenaje que pretende hacerles parece la tarjeta de visita de una organización vencida, pero, según destacan expertos en la materia, su estrategia de futuro está en el terrorismo, por lo que esta banda se convierte aún en más peligrosa.

Se dice que cuando el enemigo reconoce la derrota, la victoria es doble. Pero no parece que en este caso haya que bajar la guardia y nadie lo va a hacer.

Utilizan la muerte de los hermanos Fabien y Jean Michel Clain, abatidos por una bomba lanzada el pasado mes desde un drone USA en Al Baghur, el último bastión de Daesh en Siria. Los yihadistas, en el número 173 de su periódico semanal al-Naba, sobreactúan al fingirse abatidos por la pérdida de estos dos individuos para su organización interna. Les dedican dos páginas con todo tipo de elogios y escenifican que han encajado muy mal el golpe sufrido.

Fabien, que se hacía llamar Abu Anas al-Firansi, era la "voz francesa" del grupo y el que asumió la autoría de los atentados de París de noviembre de 2015.
“Viajó a Egipto para aprender árabe y el Corán y se quedó dos años. Regresó a Francia y encontró la prisión. Esperando, como algunos de sus hermanos, para viajar a Irak y hacer la jihad en nombre de Dios, fue arrestado”, subrayan.
“En la cárcel siguió rezando a Dios. Luchó y abogó por los defensores del Islam. Su estancia duró cinco años. Emigró por el bien de Dios pese a que tenía prohibido salir de Europa por las autoridades cruzadas francesas”, agregan
“Durante su jihad fue responsable de Radio Al-Bayan, para grabar lecciones y conferencias. Su hermano Abi Othman, Dios lo aceptó, fue uno de los cuadros de la Fundación Agnad, Produjo muchas canciones. Sonó la voz donde estaba su hermano ya que trabajaban juntos” Vamos, un locutor y un cantante, lo que no quiere decir que no fueran muy peligrosos y que su muerte no haya sido una victoria para la Coalición Internacional.
Finalmente, señalan que “en Baguz, fueron alcanzados por “aviones largos apuntados”. Primero murió Fabien y después le siguió su hermano. “Dios todopoderoso acepta su yihad, y bendíceles en el Paraíso más elevado”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs