MENÚ
lunes 25 marzo 2019
04:55
Actualizado

El PP irá a elecciones si Cs se enroca

Cree que ceder la presidencia «sería un precedente con graves consecuencias a nivel nacional».

  • El PP irá a elecciones si Cs se enroca

Tiempo de lectura 4 min.

06 de diciembre de 2018. 01:38h

Comentada
C. Morodo.  6/12/2018

El PP andaluz dejará en una primera fase en manos de una comisión técnica la negociación con Ciudadanos para hablar del programa en el que podría sostenerse el nuevo Gobierno regional. Todo será «marear la perdiz», según advierten en Génova, hasta que el partido de Albert Rivera «acepte» la candidatura de Juan Manuel Moreno a la Presidencia de la Junta. Rivera mantuvo ayer el órdago y siguió exigiendo el sillón de San Telmo para su partido, por lo que las dos posiciones nacen aparentemente irreconciliables. El PP ganó en escaños y en votos, y es la razón que esgrimen oficialmente para no claudicar en el pulso que les plantea Rivera. Pero aunque estas negociaciones siempre parten de una postura de máximos para luego ir rectificando pasos, en este caso, al menos por parte del PP, no hay margen de rectificación. No es ya la Presidencia de la Junta de Andalucía, que tiene un valor histórico para este partido, sino que Génova entiende que no puede sentar el precedente de una renuncia a un gobierno desde una posición de segunda fuerza porque esto luego tendría consecuencias para futuras negociaciones a nivel autonómico, municipal o incluso respecto a La Moncloa. El alcance de este pulso a nivel andaluz tiene tanta relevancia en el ámbito nacional que al menos esta vez sí puede certificarse que el discuso oficial coincide cien por cien con la estrategia interna con la que trabajan en Génova. Antes de ceder la Presidencia de la Junta a Ciudadanos, Moreno presentará su candidatura a la Presidencia de la Junta. Y podría llegar a ocurrir que se votara su candidatura y la del representante de Cs, Juan Marín, y que por falta de acuerdo saliese Susana Díaz o hubiera repetición de elecciones, que coincidirían en fecha prácticamente con las autonómicas y municipales.

El PP ha echado cuentas y sabe que una repetición electoral beneficiaría sin duda al PSOE, que movilizaría al voto que se ha quedado en casa en estas últimas elecciones y podría casi con seguridad sumar con Adelante Andalucía. Pero el PP cree que en ese «negro» escenario, jugaría con ventaja con respecto a Ciudadanos porque sobre la marca naranja «caería la responsabilidad directa de haber boicoteado el cambio por apego a un sillón». El PP calcula que esto tendría un «coste alto» para Cs en las elecciones de mayo, y que, por tanto, aun perdiendo la Junta en el peor de los casos, sacarían más ventaja de esa situación que la que se derivaría de ejercer «el liderazgo» para dirigir «el cambio» en Andalucía, que sostienen que les corresponde como segunda fuerza más votada.

Cs solo tiene sus apoyos, al menos a día de hoy porque tanto PSOE como Podemos han confirmado que no se plantean votar a su candidato, Juan Marín. El PP tendría los suyos, y los 12 de Vox están a la espera de recibir órdenes una vez haya acuerdo entre PP y Cs. La dirección popular sostiene que el mensaje que le han trasladado desde el partido de Santiago Abascal es que si hay acuerdo con Cs, ellos no van a plantear ningún problema.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs