Egos Casa Real

Los jardines de Kensington, preparados para recibir el 1 de julio la estatua de Lady Di en su 60 cumpleaños

En el Jardín Hundido, del palacio de Kensington se erigirá la estatua de la princesa Diana, que empezó a esculpirse en 2017

Lady Di en 1986.
Lady Di en 1986.Agencias

Uno de los espacios que más fascinada a la joven princesa Diana era el Jardín Hundido, del palacio de Kensington, donde vivió con Carlos de Inglaterra. Por ello, en el año 2017 se desarrolló el Jardín Blanco en su memoria. También fue el lugar escogido por el duque y la duquesa de Sussex para inmortalizar el anuncio de su compromiso de boda. Este palacio ha estado siempre cargado de simbolismo para la Corona británica. Fue el lugar de nacimiento de la reina Victoria, la tatarabuela del duque de Cambridge y el duque de Sussex. Allí creció y vivió la reina Victoria, que se convirtió en reina a la corta edad de 18 años y que gobernó durante 63 años. También fue el lugar donde conoció al príncipe Alberto, el que fuese su futuro consorte.

Para conmemorar el que hubiera sido el 60 cumpleaños de Diana de Gales, este próximo uno de julio, se erigirá en este lugar tan especial por fin la estatua de Lady Di, que empezó a esculpirse en 2017, año en el que los príncipes Guillermo y Enrique la encargaron. Sus hijos dejarán a un lado sus rencillas para estar juntos el día de su inauguración, en un acto en el que no estará presente Meghan Markle, esposa del príncipe Enrique.

En la imagen, la princesa de Gales.
En la imagen, la princesa de Gales. FOTO: Anwar Hussein GTRES

La figura, tal y como anunciaron en 2017 los príncipes, es obra del escultor Ian Rank-Broadley, artista ya conocido por el diseño de la reina Isabel II para las monedas británicas. Se erigirá en los terrenos del palacio de Kensington, también conocido como el Jardín Hundido.

Hace cuatro años, en el vigésimo aniversario de su muerte, las flores favoritas de Diana (lirios blancos, tulipanes, margaritas, rosas y narcisos) se esparcieron por el jardín para recordar su legado. Desde su prematura muerte en 1997, el legado de la Princesa del Pueblo ha perdurado y seguirá presente en el palacio de Kensingon, tal y como recordará para siempre su estatua.

Recordar también aquí que, además de ser un atractivo turístico para los visitantes, el Palacio de Kensington es la residencia habitual de los duques de Cambridge desde el año 2011. Concretamente, el príncipe Guillermo y Kate Middleton se trasladaron primero a Nottingham Cottage, una acogedora vivienda dentro del complejo real, y en 2013 se fueron a vivir a la sección de Anmer Hall del palacio.

Por otro lado, el duque y la duquesa de Gloucester, el duque y la duquesa de Kent y el príncipe y la princesa Michael de Kent también se residen en los apartamentos reales de este palacio.