Famosos

Nía Correia, ganadora de ‘OT’: “Todo lo que he querido saber sobre el sexo, lo he hecho, lo he preguntado o lo he practicado”

La ganadora de la última edición del formato musical por excelencia ha concedido una entrevista en la que, además de su música, deja al descubierto su faceta más personal.

Nia Correia en una imagen de archivo
Nia Correia en una imagen de archivoDaniel GonzalezGTRES

Disculpen el eogotrip, pero yo estuve en Lio y tuve la oportunidad de verla en directo. Corrijo, de admirarla en directo. Los focos iban a su persona más que a ninguna otra. Tenía madera (de ébano) y eso se veía a le legua o a la yarda, que en ese lugar del puerto de Ibiza no sé qué rige. Después, la volvimos a ver en ‘OT’ y, desde ese momento, la edición perdió emoción. Fue poner su stiletto sobre la pista de baile de metacrilato y tener clarinete que ella era la ganadora. Ahora, saca disco. Su debut. Cuídate. Solo tengo una pega: no lleva un bonus track en video con ella bailando. Qué rabia. Con ustedes, Nia Correia.

- ¿'Operación Triunfo’ te cambia la vida o eso era antes?

OT te cambia la vida. Antes era una persona que estaba trabajando, sí, pero no tenía ni de lejos la exposición que tengo ahora. Por supuesto que me ha cambiado la vida.

- ¿Le fastidio ganar y no ir a Eurovisión o respiró de alivio?

No respiré de alivio, pero tampoco era algo que me hiciera especial ilusión.

- ¿Por qué cree que siempre quedamos en puestos tan a la cola? ¿Cree que nos tienen manía?

La verdad es que no lo sé, teniendo en cuenta los representantes que hemos tenido como Blas Cantó, Pastora Soler… Me da la sensación que hay algo que va más allá de los artistas y de los canciones que llevamos…

- ¿Qué tal se lleva el apellido Nia de ‘OT’?

Súperorgullosa: soy una triunfita.

- ¿Puedo confesarle una cosa? Con usted en ‘OT’, el programa perdió emoción. Todos sabíamos que usted era la ganadora desde que pisó el escenario por primera vez…

Nia Correia durante una sesión fotográfica FOTO: Sergio R Moreno GTRES

Me hace una gracia que me llame de usted… Es algo que me suelen decir, pero es una percepción de ustedes porque yo, desde dentro, no tuve. OT fue una etapa en la que me lo pasé genial y trabajé muchísimo y haberlo ganado es una recompensa al esfuerzo y al trabajo que llevaba desde atrás.

- Defíname su disco con tres palabras

Calidez, gustito, Nía.

- ¿Su canción favorita? ¿O es tan difícil elegir como si le preguntara por a quién quiere más: mamá o papá?

Mi canción favorita es, sin duda, Mi luna llena, un apuesta muy arriesgada. De repente, una ranchera, en los tiempos que corren, yo con 27 años, y en la industria musical española… oye, es arriesgado, pero cuando las cosas se hacen con amor…

- ¿Cuál es el Género musical en el que usted se encuentra más cómoda? Y ese que no se atreve a tocar por si aca?

Cantando música latina. Y no me atrevo con el rock o el heavy metal.

- Por cierto, ¿le duele la cara de ser tan guapa?

¿Qué respondo a esto, caballero?

- Cuénteme su secreto y por favor, obvie “beber mucha agua” o “dormir 8 horas”

Supongo que mi padre y mi madre. Es verdad que bebo mucha agua y que aunque me guste dormir, 8 horas no duermo…

- Relátenos ese vicio inconfesable que se prohíbe a sí misma

No me prohíbo ninguno de mis vicios. Si quiero comer, como. Si quiero beber, bebo. Me encanta mi vinito, mi cervecita… He dejado de fumar. Ya no me apetece. De repente, lo decidí un día: “no voy a fumar más” y así fue.

Singer Nia Correia during a portrait on occascion of her premiere single Malayerba in Madrid on Friday, 13 November 2020. FOTO: Daniel Gonzalez GTRES

- ¿Cuál es esa parte del cuerpo que detesta?

Los dedos de los pies. Los “ñoños”. Son tan feos… De hecho, llevo dos anillos en los pies desde hace cuatro años porque creo que si la gente me los mira, si llevo los anillos puestos, se despistan.

- Usted trabajó en Lio en Ibiza. Cómo se dice una a sí misma, Nia, para, deja Ibiza y enciérrate en una academia

Se dice con mucho trabajo. Me fui de Lio llorando porque es un lugar en el que fui muy feliz, en donde super que quería bailar y cantar y donde me descubrí como artista y perdí la vergüenza. Lío fue mi escuela. Y Lio es una familia que me cuida y a la yo que quiero y adoro.

- ¿Bailar es un estado de ánimo?

Bailar es vida.

- ¿Le da miedo la fama? ¿O la fama es como el champagne?

No es que me dé miedo, pero es contraproducente a veces porque quiero ser conocida por la música que hago y no por las cosas de mi vida privada.

- ¿Qué le dan sus fans? ¿Y usted a ellos?

Me dan amor y yo intento devolvérselo a través de mi música.

- Confiese ese vicio musical inconfesable. O sea, esa canción/cantante que no le pega nada pero le encanta

Me gusta muchísimo “El flow de la cucaracha”, Pepe Benavente cantando eso de “Quién pudiera tener la dicha que tiene el gallo, el gallo subeee, echas un polvorete, rakatapun chinchin y se sacudeee”.

- ¿Qué es lo que más le chifla y lo que más le amuerma del amor?

Esos momentos cuando tienes esa conexión con alguien y te mira y sabes lo que te quiere decir y le miras y él... Ufff Esos momentos me encantan. Y lo que más me amuerma es el momento rutina.

- ¿Qué quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar?

Nada. Todo lo que he querido saber sobre el sexo, lo he hecho, lo he preguntado o lo he practicado.

- Disco, promo, gira… No me diga usted que la furgoneta y el bocata (con esa cantidad de hidratos) no le da una pereza que se muere…

Ninguna pereza. Tengo muchísimas ganas. Intentaré, eso sí, cambiar bocata por ensalada.

- Cuénteme su dieta para tener ese cuerpazo de infarto.

Mi dieta es comer de todo. Si que es verdad que intento no comer hidratos por la noche ni comer entre horas. La clave está en el ejercio.

- Después de ‘OT’, se ve en ‘Mask Singer’, el ‘Supervivientes’ o en ‘La isla de la tentaciones’?

Me veo en La isla de las tentaciones sonando y bailando una canción mía.

- Ese lugar donde se quita usted la faja...

En casa, con mis amigas.

- Ese culebrón del corazón que le tiene absolutamente fascinada…

No tengo ninguno, pero hay una relación que me gusta mucho. La de Dabiz Muñoz y Cristina Pedroche. Tengo debilidad por Pedroche y les admiro mucho.