Gente

Charlène de Mónaco, de nuevo ‘a la fuga’ para tratar su salud mental

Aunque parecía que la princesa iba levantando cabeza, las últimas informaciones apuntan a que todavía no se ha recuperado del todo

Charlène de Mónaco
Charlène de Mónaco FOTO: Dominique Jacovides / Bestimage GTRES

Chalrène de Mónaco sigue dando de que hablar y las noticias que llegan de la exnadadora olímpica no son nada halagüeñas. Recientemente se había dado a conocer que la esposa de Alberto de Mónaco estaba empezando a mejorarse de la aguda infección otorrinolaringóloga que la ha llevado a pasar por quirófano hasta en tres ocasiones, pero las últimas informaciones que llegan desde el microestado apuntan a nueva recaída en lo que a salud se refiere. La casa real ha emitido un comunicado que confirma que la princesa se retira temporalmente de la vida pública a consecuencia de un “estado de fatiga profunda” derivado de su larga enfermedad.

Aunque no se ha querido dar a conocer el lugar donde Charlène de Mónaco se hospedará hasta que se reponga por completo, ha sido el propio Alberto el que ha confirmado que su esposa “no se encuentra en el principado”. Eso sí, muy prudente, ha evitado aportar más detalles sobre su paradero: “Pero muy pronto vamos a poder ir a verla. No puedo decir más por discreción”. Además, el jefe de Estado ha revelado que los males que afectan a su esposa no son solo físicos, sino que su prolongado estado de enfermedad ha pasado factura también a su salud mental: “Existe una fatiga, que no es física solamente, y no puede tratarse más que con un periodo de descanso y un seguimiento médico”.

Alberto de Mónaco y Charlène, junto a sus hijos, tras el regreso de la princesa
Alberto de Mónaco y Charlène, junto a sus hijos, tras el regreso de la princesa FOTO: Eric Mathon Eric Mathon

De nuevo, el hermetismo con el que se ha tratado este asunto está dando pie a elucubraciones que apuntan a que la realidad es muy diferente a cómo se está contando. No se entiende por qué Charlène ha tenido que abandonar Mónaco para descansar, teniendo la posibilidad de reposar en casa junto a su familia o en alguna otra propiedad de la familia real dentro de las fronteras del principado.

Por su parte, Alberto de Mónaco ha dejado claro que “mi prioridad es mi familia”, especialmente sus hijos, quienes en los últimos meses ha sufrido mucho la prolongada ausencia de Charlène. “Ellos han sufrido con la ausencia de su madre. Es un momento muy importante para su vida: la manera en la que crecen les ayuda a percibir el mundo. Y si uno de los padres está lejos por razones médicas, hace falta que el otro padre esté allí con ellos”, ha señalado el jefe de Estado durante un encuentro con la prensa.