Gente

Demanda de paternidad

Una mujer belga asegura ser hija del rey Hassan II

Si la familia real se niega a realizarse un test de ADN, podría pedir una compensación de varios millones de euros

Don Juan Carlos acompaña a Hassan II de Marruecos
Don Juan Carlos acompaña a Hassan II de Marruecoslarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1dc65257

Bélgica vuelve a ser el escenario de una demanda de paternidad relacionada con un miembro de una familia real. En esta ocasión se trata de Jane Benzanquen, una mujer de origen marroquí pero que tiene también nacionalidad belga e israelí. Benzanquen asegura ser hija del rey marroquí Hassan II, ya fallecido, y ha contratado a los mismos abogados que interpusieron la demanda de paternidad al soberano belga Alberto II, que tuvo que acabar reconociendo la filiación de Delphine Boëll, tras ser amenazado con pagar una multa por cada día de negativa a realizarse un test de ADN

Benzanquen nació en 1953 en Bélgica, pero abandonó el país a los 18 años para establecerse en Israel, dónde en 2008 ya interpuso una demanda de paternidad que fue denegada. Esta mujer asegura ser la hija natural del padre del actual soberano alauita. Según su versión de los hechos, nació de un affaire de su madre, Anita, que era sobrina de Léon Benzaquen, antiguo ministro marroquí. En el momento de este romance, Hassan II era príncipe heredero y todavía no había ocupado el trono del país ya que la sucesión se produjo en 1961.

Ha sido el periódico belga LÈcho el que ha informado de que este pasado 10 de enero tuvo lugar una audiencia ante el palacio de Justicia de la localidad belga de Nivelles. La doble nacionalidad de la demandante y los precedentes en el caso de Alberto II hacen que ésta guarde esperanzas en que su petición acabe siendo exitosa. Si los miembros de la familia real alauita se niegan a realizarse una prueba de ADN, Benzanquen podría solicitar una compensación financiera que según la prensa belga podría ascender a varios millones de euros, quizás una quincena.

Según la citada publicación, los abogados de esta mujer ya se reunieron en 2018 con el embajador marroquí en Bruselas para hablar de este tema “particularmente sensible”. El reino de Marruecos ha denunciado a la demandante por estafa y el abogado contratado por las autoridades del país lamenta que “la justicia belga haya sido tomada como rehén” y considera que Benzanquen es una “estafadora” que está mintiendo sobre el número de años que ha residido en Bélgica.

Hassan II fue rey de Marruecos desde 1961 hasta su muerte en 1999 y fue padre de cinco hijos, entre ellos su heredero Mohammed VI, con su mujer Lalla Latifa. Antes de su matrimonio, se le relacionó con otras mujeres durante la misma época en la que se le atribuye este romance con Jane Benzanquen. Las crónicas de la época hablan de un idilio con Jeannine Paulette Verret una joven actriz parisina a la que conoció cuándo se encontraba convaleciente de una operación de amígdalas. Un affaire con aires de historia de amor imposible ya que en esos momentos Marruecos estaba en pleno proceso para conseguir su independencia de Francia.