Gente

Shaila Dúrcal culmina su recuperación tras sus años más complicados

La cantante por fin vuelve a sonreír después de haber pasado por una época muy difícil

Shaila Dúrcal
Shaila Dúrcal

No ha sido una etapa fácil para Shaila Dúrcal. Todo comenzó en 2018, cuando anunció a través de sus redes sociales que había perdido parte de su dedo tras sufrir un accidente doméstico. “Quiero comunicarles que no estoy pasando por el mejor momento, hace unos días sufrí un accidente que me hizo perder parte de mi dedo índice derecho. Solo puedo rezar y superar estos momentos traumáticos al lado de mi familia y siempre con vuestro apoyo infinito. Os quiero”, lamentó en su cuenta de Instagram. A partir de ese momento, la cantante comenzó un calvario del que le costó salir.

Para ella no fue fácil superar la pérdida de parte de su falange, aunque un cirujano plástico se la reconstruyó y le dio la feliz noticia de que podría recuperar la movilidad. Aun así, la recuperación no fue sencilla y Shaila Dúrcal cayó en una depresión que la llevó a engordar veinte kilos. Le costaba mucho hablar de lo que había pasado, hasta que por fin empezó a levantar cabeza y cada vez le dolía menos recordar lo sucedido.

“El dedo me lo cortó uno de mis pastores alemanes al tratar de separarlos cuando se estaban peleando. Calculé mal y metí el dedo en la boca de la hembra. Fue muy rápido, como una guillotina, y no sentí absolutamente nada… Solo vi rodar mi falange. Ahora lo cuento con humor, pero fue muy dramático”, reveló en la revista ¡Hola! A partir de entonces comenzó un camino de recuperación que hoy parece haber completado satisfactoriamente.

Shaila Dúrcal a bordo de un yate en Ibiza con su familia
Shaila Dúrcal a bordo de un yate en Ibiza con su familia FOTO: KAB GTRES

De hecho, Shaila Dúrcal ha perdido más de diez kilos y va camino de recuperar su figura de siempre. La cantante ha vuelto a España, donde es más feliz, y en los últimos días ha sido vista pasando tiempo con su familia y seres queridos con una sonrisa de oreja a oreja. A finales del mes de julio pasó unos días en Ibiza acompañada de su hermana Carmen, su cuñado Luis Guerra y su marido Dorio Ferreira. Juntos disfrutaron de un paseo en alta mar y de los maravillosos paisajes que ofrece el entorno balear.

Terminado su viaje de sol y playa, Shaila Dúrcal ha regresado a Madrid, donde igualmente se ha dejado ver muy feliz. La cantante pasa el rato con amigas, yendo de compras y tomando algo en las terrazas de la capital, tan reclamadas estos días de calor. Sin duda, se puede afirmar que Shaila experimenta ahora un espléndido resurgir después de una época muy complicada para ella.