Gente

A Chenoa le costó convencer a su pareja para hacer la exclusiva de su boda

La pareja se da hoy el ‘sí, quiero’

Chenoa y Miguel Encinas
Chenoa y Miguel Encinas FOTO: Berzane Nasser/ABACA GTRES

Que al doctor Miguel Sánchez Encinas no le gusta el mundo del corazoneo no es nada nuevo. Por eso, se mostró un tanto reticente cuando su pareja sentimental, Chenoa, con la que se casa hoy, le planteó blindar la boda para conseguir un buen beneficio económico vendiendo la exclusiva a una revista de los miércoles.

El médico hubiera preferido una ceremonia íntima, con los familiares y amigos más cercanos, sin prensa de por medio. Es un hombre muy discreto, enemigo de alardes, y muy respetado en su profesión. Tanto famoseo le supera, y una fuente cercana a Sánchez, radicada en el hospital en el que desempeña su trabajo, nos ratifica lo anterior: “A Miguel no le gusta que su vida privada esté en boca de todo el mundo, es consciente de que su pareja es una cantante famosa, pero él no quiere que le saquen de esta forma del anonimato. Es un hombre muy serio y desea mantenerse al margen del mundo mediático que rodea a Chenoa. Sabe que es difícil conseguirlo, pero lo intenta. Y es verdad que no era partidario de hacer exclusivas. En este sentido, se ha visto forzado para contentar a su mujer”.

Chenoa junto a su prometido, Miguel Sánchez
Chenoa junto a su prometido, Miguel Sánchez

Con más de 20 años de experiencia profesional, Sánchez Encinas es un prestigioso médico madrileño que ha llegado a recibir varios premios y reconocimiento a lo largo de su carrera.

Ha desarrollado su labor como jefe del departamento de Cirugía Robótica y Urooncología del Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, y se convirtió en pionero en la utilización en nuestro país del robot Da Vinci, que fue donado por la Fundación Esther Koplowitz.

Habla perfectamente inglés y francés, es responsable del departamento de Urología de la Clínica Ruber Internacional de Madrid. Es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, y completo sus estudios con un máster Cirugía Robótica y Laparoscopia en L’Institut Mutualiste Montsouris de París