Gente

Estas fueron las últimas palabras de Rocío Carrasco a Rocío Jurado: “Estoy tranquila, con Fidel”

Le dio el último adiós a su madre en su habitación, tendida en la cama junto a ella

Rocío Jurado, Fidel Albiac y Rocío Carrasco en un montaje
Rocío Jurado, Fidel Albiac y Rocío Carrasco en un montaje FOTO: La Razón GTRES

El 1 de junio de 2006, la voz de Rocío Jurado se apagó para siempre. “La más grande” perdió la vida a consecuencia del cáncer que padecía, y dejó a toda su familia sumida en una profunda pena, especialmente a sus hijos: Rocío Carrasco, José Fernando y Gloria Camila. En una nueva entrega de la segunda parte de su serie documental, la primogénita de la cantante recuerda cómo fueron aquellas últimas horas de su madre y revela cuáles fueron sus últimas palabras. Narra una dolorosa despedida en la habitación de la artista, mientras descansaba inconsciente en su cama hasta que llegara su hora...

“Había muchísima gente, demasiada... Estaban allí estaban con su mejor intención. Estaban llenos de dolor”, comienza recordando Rocío Carrasco en el noveno episodio de “En el nombre de Rocío”. En el dormitorio de Rocío Jurado se encontraban sus más allegados, y su hija mayor les pidió a todos que abandonaran la estancia un momento para poder despedirse de su madre en la intimidad. “Esa madrugada que se fue la habitación estaba llena de gente y dije que se saliera todo el mundo y me tiré al lado de ella en la cama. Ya no estaba consciente y yo veía que su corazón no paraba. Ella no se quería ir… tenía una lucha”, señala.

Rocío Carrasco en el avance de su serie documental
Rocío Carrasco en el avance de su serie documental FOTO: La Razón Mediaset

Fue entonces cuando Rocío Carrasco se acercó al oído de Rocío Jurado y, casi susurrando, le dirigió sus últimas palabras: “Le dije ‘mamá todo está bien. No te preocupes. Los niños están bien, yo estoy bien, estoy tranquila, estoy con Fidel, vete tranquila’. Después, le di un beso y ya sabía que aquello no tenía vuelta a atrás y a las dos horas se fue. Esa fue mi despedida. Yo quería que ella se fuese lo más tranquila posible”, confiesa entre lágrimas la empresaria y colaboradora de “Sálvame”.