Gente

Ana, la vecina “traidora” de Ortega Cano, bautiza a Diego Arrabal con el mote de “Barrabás”

José Ortega Cano está decidido a denunciarla por, según cuenta un amigo suyo, “la cantidad de mentiras que está contando sobre la relación entre José y su esposa Ana María”

Diego Arrabal y Ortega Cano en un montaje
Diego Arrabal y Ortega Cano en un montaje FOTO: La Razón Mediaset

Es especialista en crearse enemigos, disfruta cotilleando la vida de la gente, y en apenas un mes ya cuenta con una corte de personajes populares que no pueden verla ni en pintura. De momento, parece ser que José Ortega Cano está decidido a denunciarla por, según nos cuenta un amigo suyo, “la cantidad de mentiras que está contando sobre la relación entre Jose y su esposa Ana María. Yo vivo en la misma urbanización en la que ella tiene un piso y aquí todos la conocemos por su afán por aparecer en televisión. Es capaz de inventarse lo que haga falta…”.

Con Diego Arrabal también ha tenido un enfrentamiento, porque el paparazzi comentó en las redes sociales que no se cree nada de lo que cuenta esta mujer. Y, ni corta ni perezosa, le ha bautizado como Barrabás. Suponemos que está al corriente de la identidad de dicho personaje bíblico.

Con Kiko Jiménez discutió en vivo y en directo en “Sálvame” y llegó a tirarle a la cara un vaso de refresco, e incluso le insultó calificándole de sinvergüenza, ante el asombro de todos los presentes.

Su familia le ha pedido que deje de salir en televisión, porque se está ganando una fama de follonera y de generadora de conflictos. Y todo les pilla de rebote a los suyos, que tienen que aguantar las bromas y las críticas de sus allegados contra Ana. Pero esta hace caso omiso a la petición y disfruta tanto sintiéndose protagonista que hasta permitió la entrada de un equipo de “Sálvame” a su casa. Eso si, su marido Diego, que se encontraba en el domicilio, desapareció rápidamente de escena.

La vecina de marras se enfada cuando la tachan de traidora, pero, confundiéndose a sí misma, le manda una carta a Gloria Camila Ortega, y, paradójicamente, en el remite pone Ana, la vecina traidora. Incomprensible.

Este mismo viernes por la noche se enfrentará en directo en el Polideluxe a diez complicadlas preguntas que dejarán muy claro si tiene o no razon en sus ataques a Ortega, su esposa Ana, su hija Gloria Camila y algunos colaboradores televisivos.