Gente

Los padres de Mario Biondo quieren reabrir el caso en España

Han contratado los servicios de un nuevo despacho de abogados en Barcelona

LA PRESENTADORA RAQUEL SANCHEZ SILVA Y SU MARIDO MARIO BIONDO
LA PRESENTADORA RAQUEL SANCHEZ SILVA Y SU MARIDO MARIO BIONDO FOTO: gtres ©GTRESONLINE

Están convencidos de que no fue un suicidio. Los padres de Mario Biondo han contratado los servicios de un nuevo despacho de abogados en Barcelona con la esperanza de que se reabra el caso. Después de que la justicia italiana concluyera que el marido de Raquel Sánchez Silva pudo ser víctima de un asesinato, Santina y Pippo quieren reabrir el caso en España y que se estreche el cerco sobre los responsables de su muerte.

Tal y como ha podido confirmar 20minutos, la familia ha contratado los servicios de un nuevo despacho de abogados en Barcelona que ya se ha puesto a trabajar en el caso. En conversación con ese periódico, Santina se muestra muy esperanzada y cree que este nuevo paso puede ser crucial para reparar el daño que se ha hecho a la imagen de su hijo: “No nos vamos a rendir nunca, tenemos mucha esperanza, vamos a llegar hasta el final”, afirma.

«Estamos relativamente bien, cansados pero siempre listos para luchar por hacerle justicia a nuestro hijo Mario», comentó Pippo Biondo al otro lado del teléfono a LA RAZÓN nada más conocer la noticia. «Nos mueve el amor por nuestro hijo, Mario, y la sed de Justicia”. Pippo se muestra esperanzado ante la nueva vía que se abre en el caso. Sabe que han ganado una batalla, pero no la guerra por conocer quién o quienes mataron a su hijo. Un juez confirma por primera vez que su hijo no se suicidio, el siguiente paso es conseguir que se reabra el caso en España, algo difícil porque se trata de un proceso ya juzgado. «Nos pondremos en contacto con las autoridades italianas, el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Presidente de la República y todos los organismos competentes que hagan falta para que se reabra el caso en España», sostiene convencido. Para ello utilizarán los argumentos dados por la sentencia italiana donde se habla de mala praxis de la policía y forenses españoles.