MENÚ
domingo 21 abril 2019
18:25
Actualizado

La huelga general podría suponer un ahorro para las empresas de 768 millones de euros

La abultada factura de la «juerga»: 2100 millones de euros

Paralizar  en un 70% la actividad de un país –cifra de seguimiento de la huelga dada ayer por los sindicatos– podría suponer un coste millonario en términos de Producto Interior Bruto (PIB). Nada menos que 2.100 millones de euros (casi el 0,2% del PIB)

  • La abultada factura de la «juerga»: 2100 millones de euros
  • La abultada factura de la «juerga»: 2100 millones de euros

Tiempo de lectura 2 min.

28 de septiembre de 2010. 22:27h

Comentada
30/9/2010

Éste es el coste que podría tener la huelga general del 29-S. Esta cifra se obtiene de dividir el Producto Interior Bruto (1,05 billones de euros) a precios de mercado por el número de jornadas laborales de un año.

La última gran huelga general se produjo el 20 de junio de 2002 en protesta contra la reforma laboral y el sistema de cobertura del desempleo impulsado entonces por el Gobierno de José María Aznar. Fue seguida por 4,2 millones de personas según datos del Ministerio de Trabajo, el 26,07% de la población ocupada en aquel momento, y supuso un coste estimado por el Ejecutivo de 250 millones de euros.

Ahorro

Por lo que respecta a las empresas, una huelga general, en el caso de ser secundada por el conjunto de los trabajadores, puede suponer un ahorro salarial de 768 millones de euros.
Esta cifra se obtiene de multiplicar el salario medio bruto mensual de un trabajador (1.535 euros) por el total de la población activa asalariada en el segundo trimestre (15,02 millones), último dato disponible, y dividirlo por treinta días de media que tiene un mes.  Si un empleado hubiese secundado ayer la huelga dejaría de percibir ese día 58,9 euros, cifra obtenida de dividir el salario medio bruto anual en España (21.500 euros) por 365 días.

Según otros cálculos realizados por la patronal catalana Cecot, la huelga general supondrá la pérdida del 0,44% del PIB español, una cifra en su opinión «preocupante» que según afirma «ahora no se puede permitir el país».

Otras políticas

El coste de la huelga general equivaldría al dinero que el Estado dedicó en los Presupuestos Generales de 2010 a ciertas políticas. Con el coste de la huelga se podrían sufragar las partidas destinadas a la educación. En las cuentas de 2010 se destinaron a este capítulo 3.089 millones de euros, de los cuales 1.396 millones fueron para becas. A políticas de sanidad se destinaron 4.633 millones de euros y a cultura, 1.141 millones de euros.

Con el coste que supondrá la hulega también se sufragaron el año pasado políticas de justicia (1.818 millones de euros). Para servicios sociales o promoción social el Estado presupuestó el año pasado un gasto de 2.720 millones de euros y en políticas de acceso a la vivienda y fomento de la edificación 1.491 millones de euros, casi las mismas cifras que cuesta paralizar un país.

En 2010 también se destinaron a políticas de dependencia 1.581 millones de euros.  Es decir, con el coste de una huelga son muchas las políticas que se sufragan.
La patronal Cecot señala que en unos momentos donde la crisis está provocando el cierre de empresas y la destrucción de empleo la huelga «agrava» aún más la pérdida de competitividad del país.

Últimas noticias