Abrams acusa a Venezuela y Cuba de alentar las protestas en Suramérica

El enviado especial de Donald Trump a Caracas advierte de que Washington observa con atención sus movimientos desestabilizadores

El enviado especial para Venezuela, Elliott Abrams, en una imagen de archivo/EFE
El enviado especial para Venezuela, Elliott Abrams, en una imagen de archivo/EFESHAWN THEWEFE

Para el enviado especial de Donald Trump a Venezuela, Elliott Abrams, la actual ola de protestas sociales que sacude a Suramerica no es un hecho casual, sino alentado por los regímenes de Caracas y La Habana para desestabilizar la región. "Está claro que Cuba y Venezuela hicieron mucho para exacerbar los problemas del último mes en muchos países suramericanos. Es obvio. Hay evidencias, como la expulsión de ciudadanas venezolanos de Colombia", sostuvo ayer Abrams en una conferencia de prensa desde el Departamento de Estado, según informa Infobae. “Estamos siguiendo muy de cerca lo que hacen los cubanos y los venezolanos en Suramérica”.

El representante especial de Estados Unidos para Venezuela se refirió de esta manera a las protestas que se registraron en las últimas semanas en Colombia, Chile, Bolivia y Ecuador, muchas de las cuales terminaron en graves incidentes y enfrentamientos con la Policía, así como en graves crisis políticas para sus respectivos Gobiernos.

El lunes se conoció que el Gobierno colombiano del presidente Iván Duque expulsó del país a 60 ciudadanos venezolanos bajo acusaciones de participar en actos vandálicos durante las movilizaciones. Los sujetos “se encontraron realizando actividades que afectarían el orden público y la seguridad ciudadana durante las manifestaciones”.

No fue la primera vez que un país expulsa a venezolanos en el marco de las protestas que se desarrollan en la región. A comienzos de octubre, el Gobierno de Ecuador ya anunció que detuvo a 17 extranjeros, “la mayoría de ellos venezolanos”, con información sobre los desplazamientos del presidente Lenín Moreno.

Este mes, en Bolivia, las autoridades arrestaron a nueve venezolanos acusados de participar en “actos de sedición”, que intentaban abandonar el país por una comunidad de la frontera noreste colindante con Brasil. A su vez, en Chile, el Gobierno del conservador Sebastián Piñera expulsó a 50 extranjeros, entre ellos nueve venezolanos.

Sin "plan b" contra el chavismo

Abrams se mostró optimista con lo que puedan resolver los 19 países del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que se reunirán el próximo martes en Bogotá. "La semana que viene se reunirán los países del Tratado de Río en Bogotá. Esperemos que se puedan coordinar medidas como la retirada de visados a funcionarios del régimen de Nicolás Maduro. Son nuevos pasos en la lucha por el regreso de la democracia en Venezuela”, afirmó.

El presidente interino, Juan Guaidó, anunció este martes que los países miembros analizarán la influencia del chavismo en las recientes manifestaciones en la región. “Se han visto células, pequeñas, infiltradas en las protestas a nivel latinoamericano financiadas por Maduro. Células entrenadas para la desestabilización”, aseguró Guaidó.

Abrams ratificó la política estadounidense hacia Venezuela. “No hay cambios. Lo que viene es una continuación de esta política, que es la correcta. La presión económica y diplomática”, afirmó. "No tenemos un 'plan B'. Tenemos un 'plan A' que va a funcionar. Ya somos casi 60 países apoyando una restauración de la democracia”.