Evo Morales viaja a Cuba por «razones médicas»

El ex presidente boliviano pedirá a Fernández que lo acoja en su país a partir del martes

El ex mandatario boliviano, Evo Morales, que dimitiera en una confusa situación el 10 de noviembre, dejaría el asilo político en México y se alojaría en Argentina después de la jura del cargo del nuevo presidente Alberto Fernández, quien a partir del 10 de diciembre ya prodría asegurar el asilo y la seguridad del ex dirigente boliviano.

Desde el entorno del Frente de Todos, la coalición política de Fernández, aseguraron la intención de acoger en territorio argentino a Morales, quien es considerado por muchos dirigentes como un referente de la izquierda progresista en América Latina. La necesidad de Morales de encontrarse en un país limítrofe con Bolivia está estrechamente relacionada con que desde allí, puede dirigir más fácilmente al MAS, su fuerza política que se presentará en las elecciones de Bolivia. Los comicios son vistos como la salida política que servirá de cierre a la crisis institucional que vive el país.

En ese sentido, en diálogo con Radio Cooperativa AM 770 Emilio Pérsico, dirigente kirchnerista, enfatizó que Morales en Argentina estaría en una mejor posición para «regresar a la lucha política y social». Se está «en intentos para que el 11 (de diciembre) Evo se venga a vivir a Argentina, que es el país del mundo con mayor colectividad boliviana y para que esté más cerca para volver a Bolivia, que es el objetivo central». Pérsico aseguró que Fernández está dispuesto y en negociaciones para dar asilo a Morales, a quien considera víctima de un golpe de Estado. «Nos dio la sorpresa de que está planteando que Evo venga el 11 acá a Argentina. Esto para nosotros es de una gran felicidad, dentro de la desgracia que implica para el pueblo boliviano. Acá podemos hacer más para que Evo pueda volver a Bolivia».

Antes de viajar a Argentina, el ex dirigente parará en Cuba. Así lo dio a conocer el director de comunicación de la Cancillería mexicana, Roberto Velasco. Velasco aseveró que el ex dignatario boliviano abandonó el país con dirección a Cuba para lo que definió como un «viaje temporal». La ex ministra de Salud del Gobierno de Morales, Gabriela Montaño, explicó al diario «Excélsior» que el viaje del ex presidente era para «una consulta médica» en la isla. A finales de noviembre, Morales afirmó que Fernández lo habría invitado a su toma de posesión. Morales llegó a México el pasado 12 de noviembre.