López Obrador justifica su saludo con la madre de “El Chapo”

Solicita a Estados Unidos una visita de la progenitora a la cárcel. Indignación entre las víctimas del narcotráfico ante la visita del presidente mexicano al lugar de nacimiento del capo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla este lunes durante su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional de Ciudad de MéxicoJosé MéndezEFE

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador confirmó que hará gestiones para que la madre del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán pueda visitarlo en Estados Unidos, donde cumple cadena perpetua. El presidente dijo el lunes que la petición le llegó por parte de la mujer, María Consuelo Loera, a la que saludó con un apretón de manos este domingo en una visita oficial al norte del estado de Sinaloa, la tierra originaria de Guzmán.

A López Obrador le llovieron las críticas después de que se hiciera público un vídeo del breve encuentro, que se produjo en un camino de tierra del montañoso municipio de Badiraguato. El mandatario había acudido a la zona para supervisar las obras de la carretera Badiraguato–Guadalupe Calvo en pleno triángulo dorado, un área con presencia del crimen organizado donde se cultiva marihuana y amapola desde hace décadas.

En las imágenes se aprecia como López Obrador se acerca a un vehículo y le dice a la mujer, de más de 90 años, que no es necesario que se baje. Le estrecha la mano y dice: “Nada más te saludo, no te bajes. Ya recibí tu carta”. Según la agencia Reuters, la anciana estaba esperando el encuentro con el presidente cerca de la comunidad de “La Tuna”, lugar de nacimiento de “El Chapo”.

FILE PHOTO: Consuelo Loera, mother of the Mexican drug lord Joaquin 'El Chapo' Guzman, leaves from the U.S. embassy after requesting a humanitarian visa so she can visit her imprisoned son, in Mexico City, Mexico June 1, 2019. REUTERS/Edgard Garrido/File PhotoEdgard GarridoReuters

Uno de los primeros en pedir explicaciones fue el líder del opositor Partido de Acción Nacional (PAN,) Marko Cortés, quien tildó el gestó de “falta de respeto para las víctimas del narcotráfico y las Fuerzas Armadas”, que arriesgan la vida en el combate al narcotráfico y pidió que “explique su nexo con esa familia y si hay relación la liberación de Ovidio”.

Cortés se refería a la fallida operación de captura de Ovidio Guzmán López, uno de los hijos del Chapo en el mes de octubre. Las Fuerzas de Seguridad mexicanas lo tenían detenido, pero decidieron soltarlo después de que decenas de hombres armados se desplegaran en la capital de Sinaloa, Culiacán, disparasen contra el Ejército y amenazaran con atacar a la población civil y a las familias de los soldados. El episodio conocido como el “Culiacanazo” generó sospechas que ahora reaparecen por el gesto de cercanía del Gobierno con la familia de Guzmán Loera.

“No tenemos nada que ocultar”

López Obrador trató de espantar la polémica y dijo que hará público el contenido de la carta mencionada en el vídeo. “Le pido a la señora que me comprenda, no tenemos nada que ocultar”, señaló el lunes en su conferencia de prensa diaria antes de explicar que en la misiva Loera le solicitaba que hiciera gestiones para que Washington le permita viajar y visitar a su hijo. “Haré el trámite”, afirmó el presidente. “Esto depende del gobierno de Estados Unidos, de la embajada, yo creo que por razones humanitarias se le debería permitir ir”, añadió.

El líder mexicano se defendió y dijo que el encuentro fue espontáneo y se decidió en el momento. Mientras transcurría la visita junto al gobernador de Sinaloa, un representante del Gobierno federal le comunicó que María Consuelo Loera, quería hablar con él “y me entregaron la carta”, relató AMLO, que detalló que cuando pasó por el punto en el que se encontraba la señora decidió bajar de la camioneta y acercarse.

“Pude seguir para que no dijeran nada los adversarios pero cómo voy a dejar a una anciana respetable, independientemente de quién sea su hijo. No hago lo políticamente correcto, soy heterodoxo en estas cosas”. “Hago lo que me dicta mi conciencia y actúo con principios e ideales”, señaló AMLO.

Organización criminal

Tras su captura en 2017 y posterior extradición, Joaquín Guzmán Loera fue condenado a cadena perpetua por un juzgado de Nueva York en 2019 por mantener de forma continuada una organización criminal dedicada al tráfico de drogas a Estados Unidos y por uso de armas de forma violenta. También se ordenó la incautación de 12.700 millones de dólares, cantidad que según el gobierno estadounidense ganó de su actividad delictiva.

Actualmente se encuentra en una prisión de máxima seguridad en el estado de Colorado. Previamente a su extradición a Estados Unidos Guzmán se había fugado en dos ocasiones de cárceles mexicanas. Su hijo Ovidio Guzmán también iba a ser entregado a las autoridades de Estados Unidos, pero después del “Culiacanazo” permanece en libertad.

López Obrador también ha sido muy criticado por saltarse las recomendaciones de su Gobierno en plena crisis del coronavirus y saludar con la mano a una mujer de avanzada edad. México declaró hace una semana la fase dos de la expansión de la enfermedad, aumentó las restricciones y recomendó a todos sus ciudadanos quedarse en casa, aunque por el momento no se ha decretado una cuarentena obligatoria.

Sin embargo, el presidente mantiene su agenda de viajes por el país en los que reparte abrazos y saludos y se ha mostrado muy reticente a aplicar medidas de contención estrictas por el impacto económico que generarían. Hasta el momento hay 993 casos confirmados en el país y 20 fallecidos.