Europa

La investigación del “caso Olof Palme” en diez cifras

Las mayores pesquisas criminales del mundo han costado seis millones de euros, ocupan 250 estantes de una comisaría de Estocolmo y se ha interrogado a 10.000 testigos

Suecos llevan flores al lugar donde fue asesinado Olof Palme el 1 de marzo de 1986, pocas horas después del crimen,
Suecos llevan flores al lugar donde fue asesinado Olof Palme el 1 de marzo de 1986, pocas horas después del crimen, FOTO: Anders Holmstrom AP

El fiscal Krister Petersson, que se hizo cargo del Grupo Palme en 2016, dio este miércoles carpetazo a la mayor investigación criminal del mundo tras 34 años al revelar que el publicista Stig Engström fue el asesino del primer ministro socialdemócrata aquella fría noche del 28 de febrero de 1986. Desde entonces los investigadores han interrogado a 10.000 personas en unas pesquisas que han costado 60 millones de coronas (unos seis millones de euros) y ocupan 250 estanterías.

La investigación puede resumirse en estas diez cifras:

59 años tenía Olof Palme al morir

Olof Palme tenía 59 años cuando murió. Incluso si no hubiera sido asesinado, es probable que hubiera seguido siendo un político destacado de Suecia. Fue primer ministro primero entre 1969 y 1976 y más tarde desde 1982 hasta su muerte

2 disparos

El asesinato ocurrió cuando Palme y su esposa Lisbet volvían a casa tras ver con su hijo y un amigo la película “Los hermanos Mozarta” en el cine Grand de Etocolmo.

Los planes se hicieron a último momento, por lo que los Palmes ya habían enviado a su guardaespaldas a casa por la noche: intentaron vivir una vida lo más normal posible y, a menudo, salían sin seguridad. A las 23:21 del 28 de febrero de 1986, la pareja recibió un disparo a corta distancia con un revólver. Palme murió de inmediato, pero su esposa sobrevivió con heridas leves. Ambas balas fueron encontradas poco después, pero el arma homicida nunca ha sido identificada.

788 revólveres disparados

Las Fuerzas de Seguridad suecas han tratado denodadamente de hallar la pistola Magnum .357 Smith&Wesson que utilizó el asesino para asesinar a Olof Palme por la espalda. Para ello, tuvo que detonar más de 700 armas en los últimos 34 años.

Una persona condenada por el asesinato.

Un delincuente menor, Christer Petterson, sigue siendo la única persona condenada por el asesinato de Palme. Fue sentenciado a cadena perpetua en julio de 1989 después de que la viuda de Palme lo identificara en una alineación muy criticada. Pero más tarde ese año fue absuelto por un tribunal de apelaciones y murió en 2004. Por extraña coincidencia, Petterson tiene casi el mismo nombre que el actual fiscal jefe, Krister Petersson.

Es poco probable que alguien más sea condenado. El fiscal anunció este miércoles que la investigación se cerraría y que la Policía creía saber quién era el responsable, pero que el sospechoso está muerto, lo que significa que no pueden ser interrogado o condenados.

1.200 personas interrogadas

Los investigadores han interrogado a 1.200 personas, entre ellas el asesino Stig Engström, que durante años fue visto por la Policía como una persona que solo buscaba notoriedad pública.

134 confesiones al crimen.

Al igual que con muchas investigaciones de alto perfil, el asesinato de Palme ha atraído múltiples confesiones. La policía dice que 134 personas han admitido haber matado al primer ministro. De estos, 29 confesaron directamente a la policía, mientras que los 105 restantes se confesaron a otra persona, quien luego lo denunció a la policía.

700.000 folios de sumario

Es una de las investigaciones de asesinato más grandes del mundo. De hecho, en 2010, Suecia eliminó su estatuto de limitaciones en parte para que el trabajo sobre él pudiera continuar. El sumario consta de 700.000 folios que ocupan 250 metros de estanterías en una comisaría de Estocolmo, once de ellos dedicados a grabaciones de audio y vídeo. Toda la investigación se ha digitalizado recientemente.

5 Personas trabajan activamente en la investigación

El conocido como Grupo Palme es un equipo de policías y un fiscal que trabajan en el caso. El fiscal jefe, Krister Petersson, fue el investigador principal de 2017 a 2020, cuando la investigación se ha cerrado formalmente.

3-4 pistas llegan a la Policía cada semana

Esta es una cifra promedio, y la Policía dice que generalmente reciben más pistas cuando se acerca el aniversario del asesinato cada año y cuando vuelve a aparecer en las noticias. Las autoridades reconocen que la mayoría pistas son de “baja calidad”.

600 millones de coronas ha costado la investigación

Esto es solo el presupuesto para la Policía, sin incluir a los fiscales, el coste de los dos juicios contra Petterson u otras autoridades. La cifra es una estimación de Radio Suecia, pero lo que sí sabemos con certeza es que solo desde 2011 la investigación policial ha costado 41 millones de coronas (unos cuatro millones de euros), en su mayoría gastados en personal. La Policía ofrecía durante estas más de tres décadas una recompensa de 50 millones para quien aportara información valiosa.