Macron encara la crisis con un Gobierno continuista y a la derecha

El joven Gérarld Darmanin releva a Castener en Interior y la ex ecologista Barbara Pompili asume el macro ministerio de Transición Energética

Thumbnail

Se esperaba una larga lista de caras nuevas… que nunca llegó. El recién estrenado primer ministro de Francia, Jean Castex optó por mantener la mayoría de los antiguos ministros del Gobierno de Édouard Philippe, haciendo quizás algunos enroques.

Se queda Jean Yves Le Drian, experto asentado en Asuntos Exteriores, Jean Michel Blanquer en la cartera de Educación Nacional, Florence Parly en el Ministerio de Defensa, Oliver Veran en Sanidad. Otros cambian de institución pero se quedan bajo el ala de Macron como Elisabeth Borne que pasa de Ecología al Ministerio del Trabajo.

Otros se despiden definitivamente, como el ministro del Interior, Cristophe Castaner, acusado de no haber sabido manejar diferentes crisis como la de los “chalecos amarillos” que le estalló en la cara apenas un mes después de su llegada. A eso, se sumaron las protestas por las reformas de pensiones que paralizaron el país en el mes de diciembre de 2019. Castaner se proyectó como un funcionario que simplemente “habitaba el puesto” pero no lo ejercía con determinación. Hoy es el gran perdedor de la lista.

Las estrellas del Gabinete

Si bien es cierto que este tren ministerial debe tener entre las manos las competencias necesarias para lograr una recuperación rápida y efectiva de la economía francesa, también es cierto que una frecuente presencia mediática ayuda a cumplir la misión. Vamos, que aparecer en televisión, por bien o por mal, siempre suma.

Las estrellas del nuevo Gobierno de Macron son tres:

  • Gérald Darmanin:
FILE PHOTO: French pensions reform bill unveiled at the weekly cabinet meeting in Paris
El ministro Gerald DarmaninCharles PlatiauReuters

Flamante nuevo ministro del Interior, es la segunda figura más importante del equipo de Macron, que ya lo había acogido desde 2017 como ministro de Hacienda y Cuentas Públicas.

Un hombre joven, de apenas 37 años, inclinado hacia la ideología de derechas, como lo muestra su adhesión al partido Los Republicanos, formación política fundada por Nicolas Sarkozy, llegando a posicionarse como secretario general adjunto. Una relación de fidelidad que terminaría con un quiebre oportuno: durante la campaña presidencial de François Fillon en 2017, Gérald Darmanin se negó a apoyarle como candidato presidencial luego de conocerse las denuncias por corrupción que giraban en torno a su familia. Hoy Fillon ha sido condenado a 5 años de prisión y Darmanin ocupa el segundo puesto más importante del Gobierno de Francia. El mundo gira para todos.

Pero este político joven, divorciado y sin hijos, arrastra una mancha importante desde 2018: una acusación judicial por violación. Sophie Spatz, ex prostituta y condenada por chantaje y amenazas en 2009, acusó a Gérald Darmanin de haber abusado de ella a cambio de “limpiar su expediente” a través de su influencia política.

El caso llegó a convertirse en símbolo del #MeToo en Francia, poniendo a Darmanin en la misma cuerda floja de Harvey Weinstein o Kevin Spacey. Más adelante, tanto la Justicia como Emmanuel Macron le dieron un carpetazo al affaire y Darmanin continúa desarrollando su carrera política. Hoy, nada menos que como Ministro del Interior.

  • Roselyn Bachelot:
Roselyne Bachelot appointed as new Culture Minister
La nueva ministra de Cultura Roselyne Bachelot YOAN VALATEFE

Un regreso sorprendente para quienes creían que esta mujer de 73 años, retirada del mundo político desde 2012, no podía tener un segundo debut.

Desde hace ocho años, los franceses la ven a través de las pantallas de televisión, como periodista e incluso como animadora. Roselyn Bachelot es entonces asignada a un puesto que parece caerle de manera natural: ministra de Cultura y Comunicación.

Muy distinto quizás a los cargos que ya ejerció bajo el Gobierno de Jacques Chirac, como ministra de Ecología, e incluso al lado de Nicolas Sarkozy, como titular de Salud y Deportes, así como de Solidaridad y Cohesión Social.

Es considerada una mujer jovial, sonriente, de chiste fácil que ha conducido programas en los canales más vistos de Francia: TF1, France2, LCI y la radio RTL. Incluso fue protagonista de la versión francesa de los famosos “Monólogos de la vagina” en 2018, junto a otra ministra de Macron, Marlène Schiappa.

Su chispa bien podría animar el Gobierno de Castex.

  • Eric Dupond-Moretti:
FILE PHOTO: Eric Dupond-Moretti, lawyer of Abdelkader Merah, brother of Islamist militant Mohammed Merah, arrives for the verdict in his trial at the courthouse in Paris
El nuevo ministro Eric Dupond-MorettiGonzalo FuentesReuters

Abogado hipermediático, frecuente visitante de los estudios de televisión y una lengua de fuertes opiniones, es ahora el nuevo ministro de justicia.

Sin duda, una gran sorpresa en este casting ministerial.

En su trayectoria como abogado, posee el récord de mayores absoluciones de sus clientes en la corte, lo que le ha ganado el apodo de “Acquittator”, el gladiador de los absueltos.

En la extrema derecha, Marine Le Pen se apresuró este mismo lunes a contestar su designación como ministro. Y sus temores bien podrían estar justificados: Eric Dupond se ha manifestado a favor de la prohibición del partido de Le Pen, Agrupación Nacional, por considerar que no es un partido republicano. Sin ningún tipo de tapujos, ha enfilado sus acusaciones con ardor contra los Le Pen, padre e hija: “Son una pequeña empresa que parece funcionar bien: él se ocupó de los judíos, ella de los musulmanes”.

Eric Dupond, también critica a sus propias instituciones judiciales, llamándoles “faux-culs” (culos falsos hipócritas), “ególatras”, “irresponsables”. No por nada le llaman también el Ogro del Norte.

Futuros retos

Las nuevas figuras del equipo ministerial de Macron tienen varios desafíos por delante: calmar los ánimos de los sindicatos que exigen la reforma de pensiones y están dispuestos a paralizar toda Francia para lograrlo, la recuperación económica de la pequeña y mediana empresa, independientes y artistas en esta etapa post-COVID, una renovación del sector sanitario que –más allá de los aplausos de reconocimiento cada noche-, necesita una inyección de presupuesto que multiplique camas y capacidad de atención en emergencia y finalmente, un acercamiento más profundo a la conciencia ecológica, vista la victoria de los Verdes en las recientes elecciones municipales, que arrasaron en ciudades como Marsella, Burdeos, Besançon, Poitiers… sin hablar de París y Lille que han estado vestidas de verde por años.

Sin embargo, opinan los más políticos más punzantes de Francia que este gabinete -que durará apenas 18 meses- tiene realmente una única misión: llevar a Macron a la reelección en 2022.