La familia de Bernadette, “desconcertada": espera que “vuelva a casa” pese a que los padres son acusados de su asesinato

“Estamos desconcertados. Esperamos que la policía se haya equivocado. No teníamos ni idea de que habían sido acusados hasta que lo escuchamos en las noticias”, explica la hermana del padre

La familia de Bernadette Walker, la joven de 17 años que desapareció el pasado 21 de julio en Peterborough (Reino Unido), se encuentra “desconcertada” ante tanta incertidumbre. Según recoge este miércoles el diario británico ‘The Sun’, todavía esperan que regrese sana y salva, a pesar de que sus padres han sido acusados de asesinato.

Los investigadores examinaron este martes tres garajes y terrenos alrededor de la casa de Bernadette mientras se llevan a cabo registros forenses. “No damos crédito. Esperamos que vuelva con vida”, aseguró al diario británico la hermana de Scott Walker -el padre- y tía de Bernadette.

“Estamos desconcertados. Esperamos que la policía se haya equivocado. No teníamos ni idea de que habían sido acusados hasta que lo escuchamos en las noticias. La policía no nos informó de nada, no han venido a vernos. Todos estamos en estado de shock, es terrible", agregó.

Por su parte, la abuela de Bernadette, de 60 años, dijo hoy que todavía mantiene la esperanza de que su nieta “divertida y alegre” sea encontrada con vida. Pat Dickinson, que es la madre de Sarah -la madre de la menor-, dijo que es “una adolescente de lo más normal. Era muy buena dibujando y yo le enseñé a tejer. La última vez que la vi fue en junio, poco después del nacimiento de su hermana pequeña. Me dio un gran abrazo. Tengo la esperanza de que todavía siga viva", explicó.

Los padres de la joven fueron quienes denunciaron su desaparición el pasado 21 de julio asegurando que no la habían visto desde que se fue corriendo en su coche tres días antes, y su madre indicó que la última que supo de ella fue cuando recibió un SMS a la una de la madrugada del 20 de julio diciendo que estaría en casa pronto.

“Encontrar a Bernadette”

Mientras la joven de 17 años permanece desaparecida, su madre aprovechó para hacer un llamamiento para distribuir carteles por Peterborough. “No hemos tenido contacto con ella desde la 1 de la mañana del 20 de julio, cuando me envió un mensaje de texto para decirme que estaría en casa pronto. Ninguno de sus amigos ha tenido noticias de ella y no ha accedido a las redes sociales”.

Sarah prosigue diciendo que no puede “comer ni dormir bien". “Extraño y amo tanto a mi princesa mayor, se está perdiendo de ver a su hermanita pequeña, quien ya ha aprendido a sonreír y a calmarse. Quiero pensar que está escondida en la casa de una amiga, preocupada por volver a casa ahora que la policía quiera hablar con ella, no puedo pensar en otros escenarios, simplemente no puedo. Sé que mi pequeña no está en la calle, tiene miedo de estar sola en la oscuridad, eso es lo que me hace pensar que está en la casa de algún amigo. Solo quiero que alguien diga que está aquí y que está a salvo. Quiero abrazarla, pero ahora mismo me valdría saber que está bien y a salvo".

Su padre, Scott, también pidió ayuda y envió un mensaje a su hija: “No puedes ni imaginar lo mucho que estamos preocupados. Te extrañamos. Necesitamos saber que estás bien. Te queremos".