Sarkozy llevará su caso hasta el Tribunal de Estrasburgo

El ex presidente francés pasa a la ofensiva consciente de que la resolución podría demorarse meses e impactar directamente en la precampaña de las presidenciales de 2022

El expresidente francés Nicolas Sarkozy (c) fue condenado este lunes a tres años de prisión por corrupción y tráfico de influencias
El expresidente francés Nicolas Sarkozy (c) fue condenado este lunes a tres años de prisión por corrupción y tráfico de influencias FOTO: IAN LANGSDON EFE

Sarkozy al contrataque. Apenas 48 horas después de haber recibido una condena histórica a tres años de cárcel, uno en firme, por corrupción y tráfico de influencias, el ex presidente francés ha decidido dar la cara y pasar a la ofensiva consciente de que, por el momento, el fallo queda en suspenso por el recurso interpuesto y la resolución podrá demorarse meses e impactar directamente en la precampaña de las presidenciales de 2022.

En este intervalo parece decisiva la batalla por convencer a la opinión pública de que su condena está “plagada de incoherencias” y es fruto de un ensañamiento para destruir su figura pública. Con esta teoría por bandera ha acudido a una entrevista en el informativo más visto de Francia, el de TF1 y ha concedido otra entrevista al diario ‘Le Figaro’. Una ofensiva mediática en la que afirma está dispuesto a ir hasta las últimas consecuencias por defender su inocencia e incluso a llegar hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Con un enfado visible y a su vez, un tono tajante que suele manejar a la perfección ante las cámaras, Sarkozy ha afirmado que “no tiene nada que esconder a los franceses y que irá hasta el final para que se conozca la verdad” este miércoles por la noche en TF1. Además, el ex mandatario francés ha intentado desmontar la base de las pruebas de su condena.

“No hay indicios. Sólo hay fragmentos de conversaciones telefónicas con mi abogado”, ha afirmado criticando un trabajo de corta y pega de sus conversaciones telefónicas para fundamentar su condena en este caso conocido en Francia como “caso de las escuchas” en el que la justicia establece que intentó comprar a un juez en 2014 para obtener información confidencial sobre otra de las causas que en ese momento tenía abiertas.

”No puedo aceptar que se me condene por lo que no he hecho”, ha apuntado Sarkozy en Le Figaro, donde denuncia ser objeto de una sentencia “plagada de incoherencias” y “sin pruebas”. Pero el ex presidente galo ha ido aún más allá afirmando que no excluye ir ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. ”Sería doloroso para mí que condenaran a mi propio país, (en el Tribunal de Estrasburgo) pero estoy dispuesto a hacerlo” ha sentenciado.

Sarkozy asegura ser también inocente de las acusaciones de financiación ilegal de su campaña presidencial de 2012, cuyo proceso se abre el próximo día 17 de este mes y aseguró que luchará por lavar su imagen. Pese a ser el primer exinquilino del Elíseo condenado a una pena de cárcel firme, Sarkozy asegura que no piensa callar sus opiniones políticas.

Asegura que su posible candidatura a las presidenciales de 2022 estaba descartada incluso antes de la sentencia del pasado lunes, pero eso no quiere decir que no vaya a dejar ver sus preferencias sobre los postulantes de la derecha en esas elecciones.