Stuxnet, el “gusano informático” capaz de atacar instalaciones atómicas

Expertos en ciberactividades creen que fue el virus que se utilizó contra la central iraní de Natanz

Vista aérea desde un satélite de las instalaciones de Natanz (Planet Labs Inc. via AP)
Vista aérea desde un satélite de las instalaciones de Natanz (Planet Labs Inc. via AP)Planet Labs Inc.

El ciberataque sufrido por la instalación nuclear iraní de Natanz, a la que ha causado importantes daños y que algunos medios atribuyen al Mosad, el servicio secreto israelí, pudo haber causa por una “gusano informático” denominado “Stuxnet”, según expertos en la materia, consultados por LA RAZÓN.

Este virus fue detectado haca algo más de diez años una empresa de seguridad de Bielorrusia y se utiliza para atacar infraestructuras, críticas como centrales nucleares.

Stuxnet, según las mismas fuentes, es capaz de entrar en los sistemas del objetivo elegido y cambiar los programas sin que pueda ser detectado antes de que produzca daño en los mismos. Está considerado como un “arma temible” para infligir pérdidas a los potenciales enemigos.

De confirmarse, es la segunda ocasión en que se utiliza para atacar instalaciones nucleares iraníes. En 2010, el objetivo fue esta mismo complejo atómico, también con Stuxnet. La autoría, nunca reconocida, se atribuyó a una acción conjunta USA-Israel.

Sobre la autoría del nuevo ataque, los canales 11 y 13 de televisión israelíes informaron de que, según “fuentes de inteligencia occidentales”, el apagón no fue un accidente sino que se debió a un ciberataque israelí ejecutado por el Mosad y causó daños significativamente mayores a los notificados por las autoridades iraníes.

Esta información coincide con un cambio en la descripción del episodio por parte de la Organización de la Energía Atómica de Irán, que primero lo calificó como “un incidente” que no causó daños y más tarde lo llamó “terrorismo nuclear”.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor israelí, Aviv Kochavi, se refirió a las tensiones regionales y señaló que Israel continuará “combinando fuerza y discreción, determinación y responsabilidad, con el fin de garantizar la seguridad del Estado”.