Estrangulada y asesinada a tiros después de que dos hombres se pelearan por quién debía casarse con ella

Mayra Zulfiqar, de 26 años, murió este lunes a manos de sospechosos que irrumpieron en su apartamento en Lahore (Pakistán)

Mayra Zulfiqar fue estrangulada y asesinada a tiros por sospechosos que irrumpieron ayer en su apartamento
Mayra Zulfiqar fue estrangulada y asesinada a tiros por sospechosos que irrumpieron ayer en su apartamentoFacebookLa Razón

Una joven de 26 años ha sido hallada muerta este lunes en su casa en Lahore -la segunda ciudad más poblada de Pakistán- después de que dos hombres se pelearan por quién debería casarse con ella, según recoge ‘The Sun’.

Licenciada en Derecho en Reino Unido, Mayra Zulfiqar fue estrangulada y asesinada a tiros por sospechosos que irrumpieron ayer en su apartamento. La mujer se había mudado a Pakistán hace tan solo dos meses desde Reino Unido, donde era estudiante en la Universidad de Middlesex y pasó a trabajar como asistente legal en el bufete de abogados Duncan Blackett.

Mayra había alquilado un apartamento con un amigo en la zona de Defensa en Lahore, donde fue encontrada sin vida junto a su teléfono, según informes locales. La autopsia preliminar reveló que la víctima había sido estrangulada y asesinada a tiros, y también se encontraron cicatrices en su cuerpo.

Según documentos legales presentados por el tío de la mujer, al parecer dos amigos de la víctima intentaron obligarla a que contrajera matrimonio con uno de ellos, pero ella se había negado. La nota agrega que su sobrina también había visitado la casa unos días antes del fatal incidente y alertó de que dos hombres la estaban amenazando y acosando.

Un oficial de la policía de Lahore indicó que la mujer viajó a Pakistán desde Reino Unido para asistir a una boda, pero no regresó. “La mujer presentaba una herida de bala en el hombro, pero la causa exacta de la muerte se conocerá después del informe forense y la autopsia, si la muerte se debió a una herida de bala o a causa del estrangulamiento”.

Por otro lado, otros dos hombres están siendo investigados por la policía como sospechosos de ayudar a los presuntos asesinos. La policía aún no ha realizado ninguna detención.