Francia prohíbe el lenguaje inclusivo en sus aulas

El ministro de Educación ha explicado que la “complejidad” e “inestabilidad” de la escritura inclusiva constituyen “obstáculos para la adquisición del lenguaje y la lectura”

Asamblea Nacional de Francia.
12/10/2020
Asamblea Nacional de Francia. 12/10/2020 FOTO: VINCENT ISORE / ZUMA PRESS / CON

La escritura inclusiva queda fuera de las aulas francesas. Una decisión que ha sido notificada a todas las autoridades educativas del país a través de un comunicado del Gobierno de Francia publicado en el Boletín Oficial del Estado y que es la continuación de otra emitida en 2017 que ya prohibía el uso administrativo de dicha escritura. El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, ha explicado que la “complejidad” e “inestabilidad” de esta práctica constituyen “obstáculos para la adquisición del lenguaje y la lectura”. Según la circular enviada, “la escritura inclusiva modifica el respeto de las normas habituales de concordancia previstas en el marco de los programas de enseñanza”.

Se cierra con esta decisión un debate que Francia venía arrastrando ya que, en francés, la escritura inclusiva adopta una grafía muy particular, con la utilización de un punto entre letras. Así por ejemplo, la palabra agricultor (agriculteur) pasaría a ser en inclusiva “agriculteur·trice·s” y para referirse al gentilicio (Français), la inclusiva propone “les Français·e·s”. Por este motivo, la circular subraya que “conviene proscribir el uso de la llamada escritura inclusiva, que utiliza el punto medio para mostrar simultáneamente las formas femenina y masculina de una palabra utilizada en masculino cuando se emplea en sentido genérico”.

Interrogado ante la comisión de educación de la Asamblea Nacional el pasado jueves por la tarde, Jean-Michel Blanquer afirmó que “existe un enorme riesgo con el punto medio en cuanto a la transmisión del francés”. Blanquer añadió que “la imposibilidad de transcribir textos verbalmente con este tipo de escritura dificulta la lectura en voz alta y la pronunciación, y en consecuencia el aprendizaje, especialmente para los más pequeños”.

“Respetar la igualdad entre niñas y niños”

Ahora bien, la circular fomenta y respalda la feminización de profesiones cuando sea necesario. “La elección de ejemplos o afirmaciones en una situación docente debe respetar la igualdad entre niñas y niños, tanto a través de la feminización de términos como a través de la lucha contra las representaciones estereotipadas”, para rematar que “el título de las funciones ejercidas por una mujer debe feminizarse sistemáticamente según las reglas establecidas en la guía de ayuda a la feminización de los nombres de las profesiones, títulos, grados y funciones elaborada por el Centro Nacional de Investigación Científica y el Instituto Nacional de la Lengua Francesa”, subraya el escrito.

La escritura inclusiva lleva tiempo siendo un tema recurrente de controversias en Francia al igual que en otros países de su entorno. El pasado jueves, en el Senado, el debate dio lugar a acalorados enfrentamientos entre partidarios y detractores. La circular finalmente emitida desde el gobierno ya ha suscitado reacciones este viernes. En un comunicado, el sindicato de Educación SUD dijo que “exigía al ministro que dejara de intentar imponer su actitud retrógrada a la comunidad educativa”, y ha pedido al personal docente “que hiciera caso omiso de estas instrucciones de otra época y que ejerciera su plena libertad pedagógica según su situación profesional”.