Brahim Ghali, el enemigo número 1 de Marruecos

El líder del Frente Polisario se enfrenta en España a una acusación de genocidio

Brahim Ghali
Brahim GhaliDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

A los 73 años, el líder separatista del Polisario Brahim Ghali es el enemigo número 1 de Marruecos. Su ingreso con un nombre falso en un hospital de Logroño el pasado 21 de abril ha enfurecido a Marruecos, quien ya avisó de que la acogida en España por motivos humanitarios del líder del Polisario podría tener “consecuencias”. Hoy la avalancha migratoria registrada en Ceuta no tiene precedente en España ni siquiera en los años más críticos de las crisis migratorias registrados en las Islas Canarias o en el Estrecho de Gibraltar.

Ghali dirige con mano de hierro la organización saharaui y fue el promotor de la declaración de guerra contra Marruecos, realizada en noviembre del año pasado. Nacido en Esmara, en el antiguo Sáhara español, en 1949, llegó a formar parte del Ejército como soldado de las Tropas Nómadas, aunque pronto se unió a la causa independentista. En 1973, fue uno de los fundadores del Frente Polisario y participó activamente en las primeras incursiones contra el ejército español que ocupaba entonces el territorio. Tras la retirada de los españoles, encabezó la guerrilla contra los ejércitos marroquí y mauritano, reivindicando la independencia del Sáhara Occidental.

Fue ministro de Defensa de la RASD de 1976 a 1991 y en en la época en la que se cometieron más atentados contra intereses españoles en el Sáhara, en especial en las instalaciones de fosfatos de Bu-Cra y los pescadores que faenaban en el banco sahariano, con un total de 300 personas muertas, según fuentes de las víctimas. Perdió el cargo por diferencias políticas en la cúpula. En 2016 fue el único candidato a la presidencia de la RASD tras el fallecimiento de su antecesor Mohamed Abdelaziz.

Nada más confirmarse su presencia en España, desde diversas asociaciones, entre ellas la de las víctimas canarias (ACAVITE), particulares y otras entidades, se han activado las acciones judiciales que existen contra él.

Desde 2012 existen unas actuaciones contra una veintena de miembros del Frente Polisario en la Audiencia Nacional. Según el texto de la querella, al que ha tenido acceso este periódico, los delitos de los que se acusa a Ghali, y a otros, son genocidio, asesinato, lesiones, terrorismo, detención ilegal, torturas y desapariciones.