Europa

Buckingham excluyó a las minorías étnicas de los puestos de palacio hasta los años 60

Durante décadas Isabel II ha recurrido a una arcaica costumbre que le exime de cumplir las leyes que no le son favorables

La reina Isabel II de Inglaterra, en Ascot
La reina Isabel II de Inglaterra, en Ascot

Hasta finales de la década de los sesenta, los trabajadores de “minorías de color o extranjeros” tenían prohibido ocupar determinados puestos dentro del Palacio de Buckingham. Se les permitía trabajar como sirvientes, pero no en las oficinas. Así lo revelan los documentos de los Archivos Nacionales que “The Guardian” publica hoy en exclusiva, reavivando así el debate sobre racismo y Monarquía.

Fue el propio príncipe Harry, hijo menor de Carlos -heredero al trono-, quien reveló el pasado mes de marzo en una incendiara entrevista los problemas que su mujer Meghan había sufrido dentro de su familia al ser mestiza. La pareja llegó a contar que algunos miembros de la Familia Real llegaron a mostrar incluso preocupación sobre si el color de piel de sus hijos pudiera ser demasiado oscuro.

Los documentos forman parte de la investigación que el rotativo británico está realizando sobre un procedimiento arcaico, conocido como el consentimiento de la reina, por el cual, la soberana puede influir en secreto en el contenido de algunas leyes que le pudieran afectar directamente. El Palacio de Buckingham defiende que el proceso es una mera formalidad. Pero el rotativo señala que hay pruebas contundentes de que la reina ha utilizado repetidamente el poder para presionar secretamente a los ministros para enmendar la legislación que no le gusta.

En la década los sesenta, los ministros del Gobierno intentaron introducir leyes que hicieran ilegal negarse a emplear a una persona por motivos de raza y sexo. Pero Isabel II permaneció exenta a cumplir estas normativas de igualdad durante más de cuatro décadas, lo que imposibilitaba a las minorías que trabajaban en Palacio a presentar cualquier queja ante los tribunales en supuesto caso de discriminación.

Según los documentos, en 1968 el director financiero de la soberana informó a los funcionarios públicos de que “de hecho, no era la práctica nombrar personas de color o extranjeros” para puestos de oficina en la Casa Real. No está claro cuándo terminó la práctica. Buckingham se negó a responder preguntas sobre la prohibición y cuándo fue revocada. Matizó que sus registros mostraban que personas de orígenes de minorías étnicas estaban empleadas en la década de 1990 y agregó que antes de esa década, no mantenía registros sobre los antecedentes raciales de los empleados.

Gran parte de la historia de la familia real está indisolublemente ligada al imperio británico, que subyugó a personas de todo el mundo. Aunque, tras la polémica entrevista de su hermano, el príncipe Guillermo -heredero al trono-, defendió que la familia real no era racista.

La polémica noticia revelada por “The Guardian” coincide con el anuncio realizado por Palacio de los eventos que tendrán lugar en junio de 2022 con motivo de los 70 años en el trono de Isabel II. Para el próximo año la monarca habrá cumplido 96 años. No está entre sus planes abdicar y pese a los distintos escándalos que han rodeado a la Monarquía en los últimos años, la soberana goza ahora de gran popularidad.

Dos días de fiesta por el Jubileo de 2022

Entre las celebraciones oficiales que tendrán lugar entre el 2 y el 5 de junio de 2022, cuando se concederá dos días festivos a los británicos, habrá un gran concierto en Palacio que llevará el nombre de Fiesta del Platino. Asimismo, se celebrará en Londres el desfile de soldados conocido como “Trooping the Colour”, en el que participarán más de 1.400 uniformados, 200 caballos y 400 músicos. El 4 de junio está previsto el llamado “El almuerzo del Jubileo”, cuando los vecinos en barrios de todo el país sacarán las mesas a la calle para compartir comida, como ocurrió en otras celebraciones, entre ellas el Jubileo de Diamantes por los 60 años en el trono de la reina y la boda de los duques de Cambridge en abril de 2011.