Tragedia

El cadáver del bebé Artin aparece en Noruega

Partió con su familia desde Dunquerque, en Francia, rumbo a Reino Unido en busca de una vida mejor. Sus padres y sus dos hermanos mayores también murieron ahogados

Un bebé de origen kurdo, cuyo cuerpo apareció en la costa suroeste de Noruega el día de Año Nuevo, ha sido identificado como el niño que murió con su familia mientras intentaba cruzar el Canal de la Mancha, ha reconocido hoy la Policía noruega.

Artin Irannezhad, quien según la Policía tenía 18 meses cuando murió, se ahogó junto con cuatro miembros de su familia cuando su embarcación se hundió mientras intentaba cruzar a Reino Unido desde Francia en octubre.

Según recordaba hoy la prensa británica, su padre Rasoul y su madre Shiva, ambos de 35 años, así como su hermana Anita, de 9 años y su hermano Armin, de 6, fueron confirmados muertos poco después de que el bote con el que trataron de llegar a Reino Unido zozobrase cerca de la costa francesa. Sin embargo, el cuerpo del bebé nunca fue encontrado.

Su cadáver, vestido con un mono azul y un chaleco salvavidas, cruzó el Mar del Norte hasta Noruega y sus restos fueron hallados en el municipio de Karmoey. Una trágica travesía -desde Dunquerque hasta la costa noruega- de más de 1.400 kilómetros.

Última hora La Razón
Última hora La RazónLa RazónLa Razón

“El niño que fue encontrado es Artin Irannezhad. Es de origen iraní y desapareció durante un naufragio en el Canal de la Mancha frente a las costas de Francia el 27 de octubre”, dijo Camilla TjelleWaage, jefa de investigaciones en Karmoey en declaraciones recogidas por Reuters.

“Ambos padres murieron, así como los dos hermanos mayores de Artin que fueron encontrados muertos después del naufragio. Se ha informado del hallazgo al resto de la familia”.

Miles de migrantes intentan cruzar a Europa cada año por tierra y mar desde el norte de África, Oriente Medio y más allá en busca de una vida mejor, a menudo asumiendo grandes riesgos y pagando grandes cantidades de dinero a los traficantes de personas.

Pruebas de ADN

La Policía noruega pudo confirmar la identidad del niño al comparar su ADN con el de un pariente, lo suficientemente cercano, que vive en Noruega.

“Esta historia es trágica, pero al menos es bueno poder dar una respuesta a los familiares”, reconoció Tjelle Waage.

Según informa la BBC, los miembros de la familia han hablado de su dolor y confusión mientras esperaban el desenlace a Artin. Los restos del pequeño serán trasladados a Irán para ser enterrados.

Imagen de la Policía del mono que vestían Artin cuando se ahogó
Imagen de la Policía del mono que vestían Artin cuando se ahogóNORWEGIAN POLICEvia REUTERS

“No se informó de la desaparición de un bebé en Noruega, y ninguna familia se había puesto en contacto con la Policía”, explicó a la cadena británica Tjelle Waage.

“El mono azul tampoco era de una marca noruega y eso indicaba que el bebé no era de Noruega”, añadió.