Estados Unidos confirma que el destructor USS Benfold buscó “desafiar a Pekín” cuando entró en el mar de China

El país asiático había expulsado a la flota estadounidense, que navegó cerca de las islas Parecelso

E,l destructor USS Pinckney
E,l destructor USS Pinckney FOTO: Navysite Navysite

Estas últimas semanas están siendo muy tensas en cuanto al tráfico marítimo. En definitiva, varios países están creando una gran cantidad de polémicas, como la máxima disputa entre Londres y Moscú por el USS Roosevert, que navegó cerca de aguas de Crimea. Ahora, la tensión está Estados Unidos y China por el destructor USS Benfold, el cual fue expulsado por el país asiático del Mar de China.

La flota del Pacífico de Estados Unidos confirmó que su buque de guerra USS Benfold navegó cerca de las islas Paracelso en el Mar de China Meridional para “desafiar los reclamos de Pekín”, como parte de una operación destinada a reafirmar la libertad de navegación en la zona.

“El 12 de julio, el USS Benfold (DDG 65) afirmó los derechos y libertades de navegación en las cercanías de las islas Paracel, de conformidad con el derecho internacional”, decían desde Estados Unidos. Esta operación “de libertad” defendió " los derechos, las libertades y los usos legales del mar reconocidos en el derecho internacional”, según la flota, debido a “impugnar las restricciones ilegales impuestas por China, Taiwán y Vietnam”, así como el reclamo de China sobre el “estrecho líneas de base que encierran las islas Paracel”.

Las Fuerzas Armadas de China comunicaron que habían “ahuyentado” a un buque de guerra estadounidense que entró en aguas reclamadas por el gigante asiático cerca del mismo archipiélago. “Estados Unidos impugna las reclamaciones marítimas excesivas en todo el mundo, independientemente de la identidad del reclamante”, hacen saber, haciendo referencia al derecho internacional del mar, reflejado en el Derecho del Mar de 1982, por el que el país norteamericano se refiere a que se establecen “derechos y libertades y otros usos lícitos del mar para todas las acciones”.

Asimismo, la flota asegura que la declaración de China sobre esta misión “es falsa”. “USS Benfold realizó este FONOP de acuerdo con el derecho internacional y luego continuó realizando operaciones normales en aguas internacionales.”, dicen. Afirman que lo que diga China “no les detendrá” y continuará “volando, navegando y operando donde lo permita la ley internacional”.

Según las fuerzas estadounidenses, operan en el Mar de China Meridional “a diario”, como lo han hecho durante más de un siglo. Desde el país liderado por Joe Biden avalan que todas las operaciones “están diseñadas para llevarse a cabo de acuerdo con el derecho internacional”.