El “Triángulo de Alaska”: la zona de la región donde ya han desaparecido más de 16.000 personas

Situado entre Barrow, Juneau y Anchorage, su interés comienza con la desaparición en 1972 del líder de la Cámara de los Representantes de Estados Unidos, Hale Boogs.

A todos estos fenómenos se les ha atribuido una causa meteorológica, por tratarse de un clima inhóspito. IMAGEN DE ARCHIVO
A todos estos fenómenos se les ha atribuido una causa meteorológica, por tratarse de un clima inhóspito. IMAGEN DE ARCHIVOIra Block

Solemos pensar en el Triángulo de las Bermudas cuando pensamos en puntos de misterio, mitos e historias inexplicables. Se dice que allí, cualquier barco o avión que pase, no vuelve a salir, desapareciendo sin dejar rastro. Sin embargo, existe un lugar en el mundo donde los fenómenos se repiten más comúnmente, conocido como el Triángulo de Alaska.

En esta zona, han desaparecido sin dejar rastro más de 16.000 personas en los últimos treinta años. Entre estas desapariciones, están las de pasajeros de aviones y excursionistas, residentes y turistas, casos contabilizados desde el año 1988.

El interés sobre este punto de Alaska, entre Barrow, Juneau y Anchorage, nace en 1972, cuando una embarcación privada que transportaba al líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Hale Boggs desapareció en el aire, entre alguno de estos tres puntos. Tras conocerse la desaparición, se llevó a cabo una exhaustiva investigación, una de las mayores misiones de búsqueda y rescate de la historia del país. Más de 50 aviones civiles y 40 naves militares recorrieron la cuadrícula, de un tamaño de 82.000 kilómetros cuadrados, pero no encontraron rastro de él.

A este y al resto de los fenómenos se les ha atribuido una causa meteorológica, por tratarse de un clima inhóspito. Aunque los amantes del misterio también han puesto todo tipo de teorías acerca de estos sucesos. Incluso, en la región existe la leyenda de una criatura llamada “kushtaka”, que se le aparece a los viajeros con diferentes formas para confundirlos, los lleva a un río cercano y los acaba matando.