Fuerte advertencia de China: envía 56 cazas a la zona de defensa aérea de Taiwán

Pekín tiene como objetivo “aumentar la presión sobre Taiwán y mostrar su poderío militar a los países vecinos, así como a Estados Unidos y Reino Unido”

Avión de combate chino J-16
MINISTERIO DE DEFENSA DE TAIWÁN
03/10/2021
Avión de combate chino J-16 MINISTERIO DE DEFENSA DE TAIWÁN 03/10/2021 FOTO: MINISTERIO DE DEFENSA DE TAIWÁN MINISTERIO DE DEFENSA DE TAIWÁN

Pekín prosigue su escalada de provocaciones contra su vecino taiwanés en medio de un clima de tensión. En las últimas horas, un total de 56 aviones de combate chinos han volado por la noche sobre la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) de Taiwán, denunció el Ministerio de Defensa de la isla en un comunicado. Defensa informó que se trataron de dos incursiones separadas en la zona suroeste del ADIZ en las que participaron cazas J-16, J-11 y Su-30, bombarderos H-6, aviones-radar KJ-500 y aviones de reconocimiento Y-8. La Fuerza Aérea taiwanesa emitió advertencias por radio y movilizó unidades hasta que los aviones chinos abandonaron la ADIZ taiwanesa, la cual no está definida ni regulada por ningún tratado internacional y no equivale a su espacio aéreo, sino que abarca un área más extensa que incluye áreas de China continental.

La tensión es tan alta que el propio asesor de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mantendrá conversaciones con el principal diplomático de China en Suiza este miércoles, dijo el South China Morning Post. “Su objetivo es reconstruir los canales de comunicación e implementar el consenso alcanzado entre los presidentes Xi Jinping y Joe Biden”, informó el martes el periódico. La tensión entre EEUU y China aumentó bajo la presidencia de Donald Trump, pero bajo el presidente Biden las cosas no han ido a mejor. De hecho, el mandatario del Partido Demócrata ha mantenido una política de dureza hacia Pekín en temas como Hong Kong y la defensa de la soberanía de Taiwán.

China sends 145 warplanes near Taiwan in 3 days-Taiwan prepares for War-Russia Tests Hypersonic

Estos 56 aviones suponen una cifra récord en las cada vez más frecuentes incursiones de aviones chinos en la ADIZ taiwanesa, y se suma a otras dos realizadas los pasados 3 y 1 de octubre. Además, se produce un después de que Estados Unidos urgiera a China a que pusiera fin a esta práctica, a la que calificó de “provocadora” y “desestabilizadora”. Las autoridades de Taiwán aseguran que desde el viernes son 148 los aviones de la fuerza aérea china que han volado hacia la zona de defensa aérea de la isla, por eso, los líderes del gobierno de la isla han pedido que el país debe estar “en alerta”.

“Taiwán a China es como Cataluña a España”

Preguntada por este conflicto, la experta Chunjuan Nancy Wei, profesora de Ciencia Política de la Wenzhou Kean University, dijo a LA RAZÓN: “Es poco probable que se produzca un conflicto militar abierto en el Estrecho de Taiwán, pero se está gestando una guerra catastrófica porque tanto Estados Unidos como China se están preparando para tales contingencias. Taiwán a China es como Cataluña a España, o los Estados Confederados a los Estados Unidos. Devolver a Taiwán bajo el control continental es el objetivo estratégico más preciado de China, al igual que Abraham Lincoln vio a los Estados Confederados”.

En respuesta a Washington, la portavoz de Exteriores china Hua Chunying aseguró en la noche del lunes que “Estados Unidos debe dejar de apoyar a las fuerzas que están a favor de la ‘independencia de Taiwán’ y, en su lugar, tomar medidas concretas para mantener la paz y la estabilidad en el Estrecho”. La caída de Taiwán ante China desencadenaría consecuencias “catastróficas” para la paz en Asia, ha escrito este martes la presidenta Tsai Ing-wen en un artículo para Foreign Affairs, y si se ve amenazado, Taiwán hará lo que sea necesario para defender sí mismo.

“Estados Unidos hizo mal al vender armas a Taiwan y al fortalecer los lazos oficiales y militares con la isla, incluyendo un plan de venta de armas a Taiwán por valor de 750 millones de dólares, el aterrizaje de aviones militares estadounidenses en Taiwán y la navegación de buques de guerra a través del Estrecho”, afirmó. “China se opone firmemente a todo esto y ha tomado medidas que considera necesarias”, agregó la portavoz.

Guardias de honor en Taiwán en el día nacional
Guardias de honor en Taiwán en el día nacional FOTO: ANN WANG REUTERS

Según expertos citados por el rotativo chino Global Times, esta última incursión es “una fuerte advertencia tanto para los secesionistas taiwaneses como para las fuerzas extranjeras que los apoyan”. Por su parte, analistas taiwaneses afirmaron el lunes que China tiene como objetivo “aumentar la presión sobre Taiwán y mostrar su poderío militar a los países vecinos, así como a Estados Unidos y Reino Unido”.

La cifra de aviones militares chinos que se adentran en la ADIZ taiwanesa ha aumentado en los últimos meses. El 24 de septiembre, Taiwán denunció que 24 aviones de combate chinos llevaron a cabo incursiones similares después de que la isla solicitara incorporarse al Acuerdo Progresivo e Integral para la Asociación Transpacífica (CPTPP), algo a lo que Pekín se opone “categóricamente”.

La presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen a bordo de una fragata con un misil de clase Perry
La presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen a bordo de una fragata con un misil de clase Perry FOTO: TYRONE SIU REUTERS

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Pekín mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que retorne a lo que denomina patria común.

La isla es, además, uno de los mayores motivos de conflicto entre China y Estados Unidos, debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de un eventual conflicto bélico con China. En 1979, tras romper los lazos diplomáticos con Taipei y establecerlos con Pekín, Estados Unidos adoptó el Acta de Relaciones de Taiwán, en la que se comprometía con la defensa de la isla y el suministro de equipos bélicos, un compromiso que ha generado numerosas fricciones entre ambas potencias.

Taiwán se rearma y Japón responde

El Ministerio de Defensa de Taiwán ha anunciado un gasto militar adicional de 8.600 millones de dólares durante los próximos cinco años se destinará principalmente a armas navales, incluidos misiles y buques de guerra. La construcción de capacidades “asimétricas” es crucial “para disuadir eficazmente una guerra”, dijo el ministerio. Por ejemplo, Taiwán está montando algunos de sus misiles en camiones en lugar de colocarlos en bases fijas para hacerlos más difíciles de encontrar y destruir.

Por su parte, el nuevo gobierno de Japón dirigido por el primer ministro Fumio Kishida ha reaccionado este martes anunciando una posición más asertiva al sugerir que consideraría opciones y se prepararía para “varios escenarios” ante la posibilidad de una escalada de la crisis de China con Taiwán.