WikiLeaks no acepta que la justicia falle a favor de Washington sobre la extradición de Assange

Su pareja Stella Moris asegura que las “nuevas evidencias extraordinarias” respecto a la CIA cambian ahora por completo “las reglas de juego”

FILE PHOTO: Hearing to decide whether Assange should be extradited to U.S. in London
Una seguidora del pirata informático Julian Assange coloca un cartel en la verja de Woolwich Crown Court en Londres FOTO: Henry Nicholls Reuters

La abogada Stella Moris, pareja de Julian Assange y madre de dos de sus hijos, explicó este lunes que las “nuevas evidencias extraordinarias” respecto a la CIA cambian ahora por completo “las reglas de juego” respecto al complejo proceso de extradición del fundador de WikiLeaks a los Estados Unidos, donde le acusan de espionaje.

Moris hizo referencia a las noticias publicadas hace unas semanas por el portal Yahoo News donde se destapa un complot orquestado por la CIA (cuando Mike Pompeo estaba al frente de la agencia) para “secuestrar o asesinar” al australiano cuando aún estaba refugiado en la embajada de Ecuador en Londres.

Según esas pruebas, una empresa de seguridad española (Undercover Global S.L), -que está actualmente siendo investigada en Madrid- pudo haber espiado al activista, colocando cámaras ocultas o interceptando correos, cuando se encontraba asilado en la legación de Ecuador en la capital británica y podría haber formado parte de la citada conspiración contra Assange.

“Esto muestra la verdadera naturaleza, los verdaderos orígenes, la verdadera criminalidad de las acciones de Estados Unidos contra Julian (Assange) y mancha completamente cualquier parecido con la legalidad de este recurso”, manifestó Moris hoy en un encuentro con periodistas.

El miércoles comienza en el Tribunal Superior de Londres el juicio de apelación de Washington, contra la decisión emitida el pasado mes de enero por la Corte de Magistrados de Westminster de rechazar la entrega de Assange, bajo el argumento de que existe “riesgo de suicidio”. El fallo, no obstante, no se emitirá hasta finales de noviembre o incluso principios de diciembre.

Assange fue detenido en Reino Unido en 2019 tras haber pasado siete años refugiado en la citada embajada de Ecuador a fin de evitar su entrega a Suecia, que lo quería interrogar por delitos sexuales que él negaba y que fueron posteriormente retirados, por temor a ser, en última instancia, extraditado desde ese país a Estados Unidos.

El fundador de WikiLeaks, que está preso en la cárcel británica de alta seguridad de Belmarsh, afronta en Estados Unidos 18 cargos con relación a las filtraciones de su portal de miles de documentos confidenciales relacionados con las campañas militares de ese país en Irak y Afganistán y por intrusión informática.

El actual director del portal WikiLeaks, el periodista islandés Kristinn Hrafnsson, señaló que es “impensable que el Tribunal Superior llegue a otra decisión que no sea la de respaldar la decisión adoptada por la Corte de Magistrados”. “Cualquier otra cosa es totalmente inaceptable”, recalcó ante los medios.

La posibilidad de que el recurso presentado por las autoridades de Washington prospere supondría, según dijo, “una mancha en el sistema de este país” al tiempo que remarcó que ese hipotético escenario sería “devastador para el Reino Unido, si el juez decide revertir la decisión de la Corte de Magistrados”. “Este caso es ilegal desde el principio al final. Todo es una farsa”, aseveró el periodista de investigación.

Por su parte, la directora de campañas internacionales de Reporteros Sin Fronteras, Rebecca Vincent, lamentó que los llamamientos al presidente Joe Biden para que abandonara este caso hayan sido desoídos.

Asimismo, la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnes Callamard, considera que el caso “plantea preocupaciones que van mucho más allá del destino de un solo hombre, al poner en peligro la libertad de prensa y de expresión. “Este recurso falso debería ser rechazado, estos cargos deberían ser retirados, y Julian Assange debería ser puesto en libertad”, apunta.