Europa

Suecia creará una comisión de la verdad para investigar los crímenes contra la comunidad sami

Víctimas de una política de asimilación brutal en el pasado, hoy ha sido reconocida como un pueblo indígena y tiene su propio Parlamento

La cría de renos es una de las actividades tradicionales de los samis
La cría de renos es una de las actividades tradicionales de los samis FOTO: Stoyan Nenov REUTERS

El Gobierno sueco ha prometido establecer una comisión de la verdad para examinar el tratamiento que en el pasado el país nórdico ha sometido a la minoría sami. La comisión tendría la tarea de trazar e investigar las políticas que afectan a los sami y su implementación en el norte de Suecia.

“Me hace sentir muy bien que finalmente podamos nombrar una comisión de la verdad”, asegura la ministra de Cultura y Democracia, Amanda Lind, en un comunicado.

“El Gobierno tiene la responsabilidad de aumentar el conocimiento de los abusos, las violaciones de derechos y el racismo al que han sido sometidos los sami”, continuó Lind. La ministra también indició que aumentar la conciencia de las “injusticias históricas” era importante para “facilitar la reconciliación”.

Los historiadores estiman que los samis llegaron a la región al final de la última edad de hielo. Víctimas de una política de asimilación brutal en el pasado, hoy han sido reconocidas como un pueblo indígena y tienen su propio Parlamento en Suecia, pero los grupos de derechos humanos continúan denunciando el manejo de los problemas sami.

Pueblan la región septentrional de Laponia que abarca Noruega, Suecia, Finlandia y la península rusa de Kola. Aunque no existen registros oficiales, se estima que los samis o lapones suman unas 82 personas: unos 50.000 en Noruega, 10.000 en Finlandia y 2.000 en Rusia.

Si bien Suecia no incluye las etnias en ningún censo, el Parlamento sami estima que entre 20.000 y 40.000 samis viven en el país escandinavo. De estos, entre 2.500 y 3.000 se ganan la vida con el pastoreo tradicional de renos, estrechamente vinculado a la cultura sami.

La comisión también se encargará de difundir la conciencia sobre la historia sami y cómo los abusos pasados afectan a esta población en la actualidad.

Tras los pasos de Finlandia

La semana pasada, se lanzó una iniciativa similar en la vecina Finlandia, cuando el Gobierno nombró oficialmente una comisión de la verdad y la reconciliación para “recopilar las experiencias del pueblo sami sobre las acciones del estado finlandés”.

Se espera que el panel finlandés independiente, cuyos cinco miembros fueron designados tanto por el Gobierno como por representantes sami, comience a escuchar testimonios en las próximas semanas y entregue su informe final en noviembre de 2023.

Los miembros de la comisión sueca aún no han sido designados, pero, según el Gobierno rojiverde de Stefan Löfven, se le encomendó la tarea de presentar sus hallazgos antes del 1 de diciembre de 2025.

Los representantes del Parlamento sami, que junto con los grupos de interés indígenas solicitaron al Gobierno de Suecia que estableciera una comisión de la verdad en 2019, acogieron con satisfacción el anuncio.

“Ha llegado el momento de que salga a la luz la historia y la realidad del pueblo sami”, declaró Marie Persson Njajta, presidenta del grupo del Parlamento Sami para una comisión de la verdad.