El ex tesorero de Hugo Chávez sale de prisión tras colaborar con EEUU

Alejandro Andrade fue condenado por el Gobierno estadounidense en 2017, cumplió cinco de los diez años de cárcel que se le atribuyeron por el cargo de conspiración para cometer lavado de dinero

El fiscal especial Robert Mueller en el Departamento de Justicia/ Reuters
El fiscal especial Robert Mueller en el Departamento de Justicia/ Reuters

Alejandro Andrade, el extesorero nacional de Venezuela vive sus primeros días fuera de prisión, tras ser liberado el miércoles por el Gobierno de Estados Unidos por los cargos relacionados con el lavado de dinero. Cumplió cinco años de los diez que se le había atribuido, por colaborar con la Justicia estadounidense.

Andrade ejerció entre 2007 y 2010 durante el Gobierno del fallecido Hugo Chávez, salió del penal de Loretto, en Pensilvania, según informó el Departamento de Prisiones estadounidense (BOP, en inglés).

El extesorero, quien se mudó a Florida tras dejar el Gobierno venezolano, se declaró culpable en 2017 de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero como parte de un trato judicial con las autoridades estadounidenses.

El también exguardaespaldas de Chávez fue condenado en noviembre de 2018 a 10 años de cárcel, que comenzó a cumplir en febrero de 2019, según lo acordado, y el pasado octubre se redujo su condena.

Como parte del acuerdo de culpabilidad, Andrade aceptó el decomiso de 1.000 millones de dólares y la confiscación de todos los activos involucrados en el esquema de corrupción, incluidos bienes raíces, vehículos, caballos, relojes, aviones y cuentas bancarias.

Su caso está vinculado al del dueño del canal local Globovisión, Raúl Gorrín, y al de Gabriel Arturo Jiménez Aray, expropietario del Banco Peravia en República Dominicana.

Cuando se declaró culpable, Andrade reconoció que recibió más de 1.000 millones de dólares de Gorrín y otros implicados en la trama a cambio de usar su posición como tesorero nacional para adjudicarles transacciones de cambio de divisas a tasas favorables, en el marco del férreo control de cambios que rige en Venezuela desde 2003.

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela solicitó en 2018 a Estados Unidos la extradición de Andrade, investigado también por la Fiscalía venezolana.